Blogia
regalado.blogia.com

Guanahacabibes, tortugas, iguanas, naturaleza

Guanahacabibes, tortugas, iguanas, naturaleza

Iguanas, carpinteros churrosos, cangrejos, aves, mar acompañaron nuestro itinerario de dos días de recorrido -como integrantes del círculo de periodismo científico de la provincia de Pinar del Río-  

por el Parque Nacional Guanahacabibes.

Está enclavado el parque en la reserva de la  biosfera de igual nombre, declarada como tal por la UNESCO en 1987.

Fue un Momento inigualable para tomar bellas fotos de la paradisíaca naturaleza, que es protegida y cuidada con celo por el equipo de trabajadores del parque liderados por Lázaro Márquez Llaugert, quien junto a otros especialistas como Abel Rojas Valdés, nos dieron una amplia explicación acerca de las últimas noticias en este emblemático sitio en el cual está en ejecución un centro de visitantes, con salón de protocolo y otras áreas socio administrativas.

Abarca el parque un área terrestre de 23880 hectáreas y una marina de 26550 hectáreas, para un total de 50430.

Las áreas núcleo son: Cabo Corrientes, El Veral y Cabo de San Antonio, unidas por una faja estrecha a lo largo de la línea de costa.

 

 

Aunque esta no es época de anidamiento de tortugas marinas, visitamos el campamento de observación situado en playa La Barca, una sencilla choza de madera y guano en la que los integrantes de un proyecto de investigación que dirige la facultad de Biología de la Universidad de La Habana se parapetan en las noches durante la época de anidamiento para contar huevos y hacer anotaciones que contribuirán a que la especie se perpetúe.  

 

 

La población dentro del Parque es escasa, unos 40 habitantes. Con varios de ellos conversamos. Mantienen ese apego al mundo natural que les hace sentirse como pez fuera del agua, incómodos en las ciudades, como si sus pulmones estuvieran previamente diseñados para el aire puro y sus cuerpos no soportaran los atavíos, que como anclas, gravitarían sobre sus alas al salir de su entorno.  

 

A uno de esos habitantes que a la manera de Robinson Crusoe habita Guanahacabibes lo entrevistamos hace algún tiempo en una de las tantas labores que realiza en el parque: saber de las tortugas marinas hasta donde el jején puso el huevo.

Hoy volvimos a preguntar por él, pero no pudimos volver a verlo. Anda por ahí, en el monte o cerca del mar, en sus múltiples trajines en beneficio de la naturaleza.

 

Leer el testimonio en:

 

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2006-09-26/testimonio-del-primer-guardabosque-de-guanahacabibes/

 

Foto: Abel Rojas Valdés, especialista del parque, acaricia a una tortuga. Él ama el mar. Nació en Cortés, pueblito con puerto. 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

palodemango -

http://www.desdecuba.com/generaciony/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres