Blogia
regalado.blogia.com

Se fortalece la ciencia en el Cabo de San Antonio

Se fortalece la ciencia en el Cabo de San Antonio

 

Ojos que ven

 

 

Escrito por Zenia Regalado   

Lunes, 11 de Mayo de 2009 12:57

El faro Roncali siempre impresiona por su majestuosidad, al igual que toda la península de Guanahacabibes con sus leyendas de tesoros escondidos por corsarios y piratas.

Se combinan en dicha área, declarada por la UNESCO reserva de la biosfera en 1987, todo tipo de ambientes naturales: diente de perro, lagunas, reptiles (el majá de Santa María, la mayor boa cubana) iguanas, árboles como el ébano carbonero, muy preciado por su color negro y la dureza de su madera, la yarúa, la caoba, el roble, la majagua.

Es la zona laboratorio permanente para la observación científica de diverso tipo y el monitoreo de especies de la flora y la fauna.

En el 2004 "Iván el terrible", como fue apodado aquel devastador huracán, arremetió con toda su fuerza contra la península.

Después de él, confirmar que "vuelan las mariposas en Guanahacabibes" era una buena señal de que la naturaleza sabe recomponer sus roturas.

Durante un reciente recorrido por la península un equipo de reporteros constató cómo, junto a árboles derribados por aquellos vientos, crece la yana.

Investigadores del parque nacional Guanahacabibes y especialistas de la Facultad de Biología de la Universidad de La Habana, participan en monitoreos de varias especies, las tortugas marinas entre ellas.


A escasos metros del faro Roncali, se encuentra la estación sinóptica de Guanahacabibes que efectúa mediciones de variables meteorológicas como viento, temperatura, humedad y cuya instalación se encuentra en proceso de reparación capital, como parte de la atención que brinda el país a su red de estaciones.

TECNOLOGÍA AL LADO DEL FARALLÓN


De Cuba se dice que es la llave del Golfo de México debido a su posición geográfica, por ello al Cabo de San Antonio podría llamársele la punta de la llave.

Las aguas internacionales cercanas son un corredor marítimo, por lo cual en las noches se emiten desde la altura de dicha construcción dos destellos de luz cada 10 segundos, señal que puede ser vista a una distancia de 30 kilómetros. Una garantía de seguridad para la navegación.

Pero además del faro -construido entre 1847 y 1850, la estación sinóptica muy cercana a él, y en una añeja edificación de más de 100 años- ha recibido nuevo equipamiento que le permite rápido acceso a Internet y mediciones de variables con una mayor precisión.

El joven Yalesky Serrano, de 24 años, especialista en Meteorología destaca el significado de estas transformaciones.
Sentado frente a la computadora nos explica el tenso y angustioso camino que seguían anteriormente.

"A veces teníamos lluvia encima de nuestras cabezas y no lo sabíamos. Entonces teníamos que llamar al Centro Meteorológico Provincial para pedirles datos de lo que ocurría; pero los vientos del sur desorientaban la anterior antena de telefonía y se interrumpía la comunicación telefónica. Nuevos medios solucionaron ese problema.

"La transmisión de datos es segura y confiable debido a la ubicación de una antena satelital para esos fines. Ahora hasta podemos chatear con las demás estaciones para intercambiar elementos y hacer más confiable nuestra labor".

Al concluir su explicación hace una búsqueda en Internet y muestra los modelos de pronóstico a los cuales pueden acceder, así como a imágenes de satélite y red de mensajería.

Nada que tengan ahora sobre sus cabezas les sorprenderá. La tecnología aprovechada en función de la ciencia los provee de mejores herramientas para su trabajo.

La estación automática que fue instalada allí envía datos cada 10 minutos a la capital cubana, aunque continúa también la realización de medición de variables.

Son buenas noticias próximos a celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, el cinco de junio.

En las cercanías de esta fecha, en el municipio de Sandino, al cual pertenece Guanahacabibes, se trabaja intensamente en varios aspectos relacionados con la ciencia y el medio ambiente, entre ellos se encuentran también diversas acciones para la reducción de la carga contaminante, en las que se incluye la creación de un complejo de lagunas de oxidación en el porcino Simón Bolívar.

 

Foto: Faro Roncali, en el Cabo de San Antonio, península de Guanahacabibes, Pinar del Río, Cuba.  

 

 

 

 

Publicado en:

 

http://www.guerrillero.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=1150:ojos-que-ven-&catid=40:variados&Itemid=60

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres