Blogia
regalado.blogia.com

Dos argentinas con Cuba en el corazón

Dos argentinas con Cuba en el corazón

Escrito por Zenia Regalado  

 

Vienen del Chaco, casi en la frontera de Argentina con Paraguay. Traen con ellas el mate y esa musicalidad porteña con los verbos acentuados al final que tanto les singulariza. Madre e hija cargan música, la que hace esta familia de artistas que tiene una médico en camino.

María Elena Kozar y su hija Sonia Ramírez llevarán a Cuba por siempre en el corazón con una profunda gratitud.

La primera se encuentra desde hace dos meses en el hospital Abel Santamaría rehabilitándose de una polineuropatía. La segunda, estudia el tercer año de Medicina en la Escuela Latinoamericana de Médicina, ELAM número 15 ubicada en Sandino, donde se asombra de cómo uno de sus profesores, Mijaíl, recorrió a pie cuatro kilómetros de ida y vuelta para atender a un anciano enfermo, "echándosele encima sin ningún tipo de limitación y sin importarle un proceso infeccioso que tenía el enfermo", tal y como ella lo describe.

Los padres de esta muchacha son músicos en la Sinfónica de El Chaco. El papá es solista de flauta y la madre de flautín, y su hermano estudia composición.

¿Qué te llevó a romper la tradición familiar?
"En Argentina la medicina cubana tiene un gran prestigio, sus médicos son muy dedicados, algo que he podido comprobar en el tiempo que llevo aquí como estudiante, seguramente por eso cuando en primer año llegamos a la comunidad de Sandino con mucho temor por nuestra poca experiencia, los vecinos nos trataban como si ya fuéramos médicos; son muy abiertos, te abren las puertas de sus casas y te brindan lo que tienen.

"Cuando los huracanes azotaron a Pinar del Río yo estaba de vacaciones en Argentina y en casa nos preocupamos muchísimo por las imágenes que veíamos; yo pensaba en mis amigos que quedaron aquí; pero a ninguno les ocurrió nada.

"Mi papá llamó para acá a una amiga nuestra, Lourdes M. Serra, para saber cómo estaban las cosas.

"De nuestros profesores, qué decir, siempre están en vínculo con nosotros y como permanecen allí también les puedes preguntar cualquier duda en cualquier momento".
Junto a la cama de su mamá ha dejado a un lado el mate que tomaba para conversar con nosotros.

Además de su hija y de la jefa de la sala S, Yaquelín Moreno, Sonia ha tenido la compañía inseparable de varios libros, que se acumulan junto a una mesita cercana.
En estos dos meses de convalecencia la poesía también le ha acompañado. Tiene varios poemas que ganaron concursos en Argentina y fueron publicados. Durante su recuperación ya ha escrito 10, el siguiente es uno de ellos.

HE APRENDIDO


Cierra los ojos y aguarda/ que aún en el tumulto/ hay un refugio/ No desespera su vuelo la golondrina herida/; no muere el árbol mutilado/ al que un incauto jardinero/ poda sus ramas/ no hay heredades que permanezcan cien vidas insurrectas. Esboza tu sonrisa y sueña/ que la noche más densa no ha llegado aún/ y no te permitas caer en el camino/ que los retoños con su presencia/ impondrán entre los cierzos/ el resurgimiento de la primavera/ y haz como hago ahora/ que he aprendido/ y agradece siempre/ pues vendrán luego a tiempo/ el tiempo de las espigas/ tras el letargo de la espera/.

LA LLEGADA. CON MULETAS Y YESO

Yuslenis Sánchez Horta, directora clínica del hospital Abel Santamaría, explica la evolución de María Elena, una de los dos primeros familiares directos de alumnos de las facultades de la ELAM en Sandino que se atienden en el centro pinareño como parte de los convenios de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA); la otra fue una peruana.

La doctora precisó que la paciente llegó de Argentina con un cuadro clínico de una polineuropatía sensitivo motora de naturaleza basculítica secundaria por el uso único de ergotamina durante un año para dolores de cabeza.

Ese tratamiento le afectó la locomoción y llegó con muletas, un yeso puesto durante mucho tiempo y una úlcera en un dedo debido a ello.

La reconocieron varios especialistas (clínico, neurólogo) y se determinó que lo que necesitaba era rehabilitar la marcha con masajes y ejercicios como parte del tratamiento.

También la atendieron el angiólogo y el ortopédico, quien decidió retirarle el yeso con el que venía pues el pie ya estaba algo deformado. Para corregir ese problema fue intervenida quirúrgicamente por Guillermo Reyes Chirino.

"Hace una semana que me operé, comenta ella, y no he sentido ningún dolor ni molestia. El ortopédico y todo el equipo que me han visto en este hospital me han tratado muy bien.

"Antes de venir a Cuba yo escuchaba por allá cierta desconfianza en algunas gentes. Mi familia nunca se dejó llevar por esos comentarios y ahora yo misma he podido comprobar cómo es la medicina en esta nación tan solidaria, por ello también agradezco a las personas de mi país que hicieron posible que yo viniera.

"Desde hace un año estoy con esta enfermedad, el tratamiento en Argentina es muy caro y ellos me daban esperanzas, pero a un largo plazo, por eso intenté venir a Cuba y ahora estoy muy esperanzada.

"En dos meses que llevo en el hospital, he hecho amistades con las cuales me he relacionado más que con todas las que he tenido en Argentina. He conocido aquí a muchos cubanos y también a personas de Nicaragua, Honduras, Perú, Ecuador, pensando en ello fue que escribí el poema He aprendido.

¿QUÉ ES EL CHACO?

El Chaco es una de las 23 provincias de Argentina, es joven y se apoya en el desarrollo del sector agrícola.

Los palmares son uno de los paisajes más típicos en su sector oriental.
Su avance primigenio está vinculado con la explotación de los bosques de quebracho y la producción de algodón, uno de los principales cultivos de la provincia que provee de él al 60 por ciento del total nacional.

La soya, el sorgo y el maíz se cultivan en la región, también la caña, el arroz y el tabaco en el sur, aunque en menor medida.

MÁS DE 400 ESCULTURAS AL AIRE LIBRE

Cada dos años se desarrolla en el Chaco la Bienal Internacional de Esculturas, en la cual artistas de diversas partes del mundo crean sus obras durante una semana frente al público, las cuales se quedan en la ciudad que ya atesora más de 400 al aire libre.

Otra zona muy singular es Campo del Cielo, al sudeste de la provincia. Allí, hace unos 20 000 años una lluvia de meteoritos llenó el paraje de rocas espaciales, entre ellas el segundo mayor meteorito del cual se tenga noción en
la Tierra.

Hasta ciertos parecidos relacionados con los ambientes naturales existen entre El Chaco y Pinar del Río, con sus fósiles antiquísimos y sus huellas del período jurásico, sobre todo en Viñales.

Los convenios del ALBA también contribuyen a conocer más sobre la tierra en la que nació el Che y a que se cumpla aquel apotegma del pensador: "Patria es humanidad".

 

 

 

PUBLICADO EN Y MÁS FOTOS:

 

http://www.guerrillero.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=2168:dos-argentinas-con-cuba-en-el-corazon-&catid=40:variados&Itemid=60

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres