Blogia
regalado.blogia.com

“Brújula rota” y recuerdos de infancia

“Brújula rota” y recuerdos de  infancia

       

 

El escritor consolareño Jorge Luis Mena Lorenzo (1969), colocó a los críticos en una encrucijada con su libro “Brújula rota”, Ediciones Loynaz 2009, presentado este fin de semana  en esa propia casa editorial.

José Raúl Fraguela Martínez, el editor, recordó que cuando Mena presentó el libro hace tres años al Consejo de la Loynaz le dijeron que no era de literatura infantil sin embargo, después obtuvo mención en el concurso Alcorta dedicado a ese género.

Brújula rota es un sencillo libro que agrupa 38 poemas que desandan con blandura tristezas, muerte, añoranza, el tiempo y la forma en que se diluye la pequeña figura que ya no existe, como en “Corcel de agua”:

 

Te vas como en el rumor

callado de la distancia

y en el adiós de la infancia

me dejas todo el amor.

Tu retrato,

espina y flor,

colgado de la pared

es una ausencia de sed

ascendiendo por mi vida

magia desaparecida

por los huecos de mi red.

 

Podría pensarse, como le ha ocurrido a algunos, que Mena es un padre que perdió un hijo; pero no es así. La muerte de Iván, un amigo de la infancia, abrió el cauce de muchos versos de este libro.

   Por suerte, junto al autor de Brújula rota, también integrante         

   del Grupo Ala Décima , Premio en el X Concurso         

   Regino Pedroso en el 2005, se encontraba su hijo Gerardito, quien

   leyó con él a dos voces, varios versos, entre ellos, “Sembremos un

   árbol”, de juguetona sonoridad que concluye en canto a la ausencia, 

   escenario común en la brújula de este libro.

 

Plantemos, hijo, una semilla

para que veas la maravilla que la semilla

nos brindará,

y si plantamos otras semillas, más maravillas

encontrarás.

Busca un motivo para que plantes

nuevas ideas

surcos gigantes en donde plantes

luz y bondad,

pues del motivo

nacen plantas

y al levantarte,

nuevas gargantas, como tú cantas

te cantarán.

Así era el canto de nuestras tardes,

Ahora es recuerdo

…tristeza de aves.

 

Las ilustraciones de Manuel Enrique Azcuy: aves, ángeles, peces, sombreros, flores, guitarras complementan los versos, que primero son diálogo entre hijo y padre y terminan en monólogo.

Varios escritores asistieron a la presentación del libro dedicado al Indio Naborí, entre ellos Nelson Simón, quien intervino en la primera revisión del poemario, así como Lorenzo Suárez Crespo, que estuvo acompañado por el repentista Andrés Gustavo García, quien improvisó unas décimas dedicadas a Dulce María Loynaz.

Lo culto y lo popular se mezclaron en el Centro de promoción y desarrollo de la literatura que lleva el nombre de dicha escritora.

Juan Ramón de la Portilla, presidente de la UNEAC en Vueltabajo, dio la bienvenida en la velada a nuevos integrantes de esta asociación y significó que la provincia, junto a Ciudad de La Habana, es de las que más crece en escritores para niños.

Precisó que en ello tiene mucho que ver la inspiración que representa la obra de la escritora Nersys Felipe, dos veces Premio Casa de las Américas.

 

 

 

Foto de Madelyn Díaz.  Jorge Luis Mena, su hijo Gerardito y José Raúl Fraguela, editor de Brújula rota.  

 

 

 

 

 

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Luis Mena -

Por la extraordinaria red de Google tuve el placer de encontrarlos. Me interesaría hacer contacto contigo y con Jorge. Mi correo es luism911@gmail.com
Los invito a leer el Libro I de mi novela "La higuera y el apocalypsis" en http://editornoroestino.blogspot.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres