Blogia
regalado.blogia.com

Un libro de Celia Hart en la XIX Feria

Un  libro de Celia Hart en la XIX Feria

 

 

El libro “Les debo verlos libres”, de Celia María Hart Santamaría fue presentado este 14 de febrero en la sala Nicolás Guillén por Ricardo Alarcón de Quesada, presidente del Parlamento Cubano.

 

En un artículo escrito por Ida Garberi aparece el prólogo de este libro dedicado a  los cinco Antiterroristas Cubanos prisioneros en Estados Unidos y en el cual Mirta Rodríguez, la madre de Antonio escribió:


Agradezco a quienes me pidieron escribir unas notas para este libro dedicado a la memoria de Celia Hart Santamaría, es un honor y un privilegio para mí. Entre Celia, mi hijo Tony, y yo existió una linda relación de amistad que poco a poco nos fue uniendo más, producto de la lucha por la justicia y la liberación de Tony, Ramón, Gerardo, René y Fernando, nuestros cinco hijos encarcelados injustamente en Estados Unidos desde septiembre de 1998. Inmediatamente que comenzó la batalla y denuncia contra esta injusticia, Cella se sumó a la lucha mostrando sus cualidades humanas, su amor ala Patria y a la Revolución, escribió importantes artículos de denuncia sobre el caso de los Cinco, pronunció discursos en diversas tribunas internacionales convocando a la solidaridad mundial. Su casa en La Habana fue escenario para reuniones del Comité de Solidaridad «Justicia y Libertad» dirigido por la amiga Graciela Ramírez.


Ella comenzó a escribirle a Tony con un seudónimo: «Ofelia». No quería ser identificada en un inicio, pero pronto Tony descubrió quién era la verdadera Ofelia, y se abrió la amistad con un hondo sentimiento de afecto revolucionario y de admiración mutua, y de ahí surgió el que ella lo llamara «Tony del alma» y él la llamara “Celia del alma”.

 

Algunas de esas cartas se publican en este libro.

 

Esa amistad y ese intercambio de correspondencia entre mi hijo y Celia -en el que yo soy partícipe—, me llenó de curiosidad por conocerla personalmente.

 

Me gustaba mucho la forma en que se comunicaban, brindándose consejos, regaños, críticas y autocríticas, halagos y cariño con total franqueza y desinterés, unidos quizás por un mismo amor: “la defensa de la Patria».

 

Y así un día se me dio esa oportunidad cuando Celia me anunció su visita a mi casa.

 

Aquí nos encontramos y comprendí entonces la sensibilidad de aquella joven revolucionaria, de carácter jovial, temperamento fuerte y nervioso, que lo que más quería era brindamos su amor y su solidaridad por esta causa justa…..

 

HISTORIADORES VUELTABAJEROS EN LA FERIA DEL LIBRO 

El libro Tranquilino Sandalio de Noda, de los historiadores pinareños Pedro L. Hernández, Gerardo Ortega y Jorge Freddy Ramírez fue presentado este 13 de febrero en al fortaleza de San Carlos de La Cabaña, por César García del Pino.

Gerardo Ortega refiere sobre el particular:

“Para comenzar su lectura encontrarán  estas palabras Escribir la obra que merece Tranquilino Sandalio de Noda, equivaldría a dedicar toda una vida y fuera quizá insuficiente”.

“Tales palabras quedaron no obstante algo  inciertas desde que asumimos de manera conjunta el empeño, Pedro Luis, Jorge Freddy y yo, lo que demuestra la validez del trabajo colectivo, la necesidad de incorporar saberes diversos, la visión interdisciplinaria, la suma de enfoques diferentes en busca de la esencia y lo integral de una figura como Tranquilino a quien Martí llamara “el pasmoso Noda”.

“Escribir sobre el sabio, desde su Vueltabajo y crear una obra que según César resultó meritoria, es ya suficiente premio, porque como dijera nuestro Leandro González Alcorta: Prohombre de la Cultura pinareña, (escribimos un texto con ese título):  

“Noda es uno de nuestros manes”… como lo es Cirilo Villaverde y José Victoriano Betancourt… y el mayor historiador de nuestro terruño, Emeterio de Santovenia, escribió, siguiendo el dictado de ese guía y maestro de sus afanes, un libro sobre Tranquilino Sandalio de Noda, esa fue su primera obra…la publicó en 1910…hace hoy exactamente cien años… nosotros le rendimos igual tributo a Noda.

“Santovenia en 1911 publicó su segunda obra, una semblanza sobre Villaverde. Ese es nuestro sueño ahora, seguir como Santovenia el dictado de Alcorta.

“Los invito pues a ser como nosotros, cómplices de la virtud, y a vernos de nuevo en otro centenario, ¡ojalá fuera este el escenario!, el año próximo,  con otro libro hecho realidad…Cirilo Villaverde: patriota entero y escritor útil”.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres