Blogia
regalado.blogia.com

Controvertida pero en la médula

 

La telenovela cubana Aquí estamos, más allá de crítica de arte alguna, que no es nuestra intención, ha resultado controvertida, pero es una pintura de la sociedad cubana actual con sus pillos que quieren vivir del invento sin sudar la camisa o las familias que defienden el bastón de un extranjero para mejorar su situación económica sin importar si el amor existe o no por medio.

 

Y es precisamente en los modelos de relaciones de pareja donde aparecen las diversas formas de encarar una unión. Desde los padres de Paula, que aunque a partir del trabajo propio han ascendido tanto que solo existen en una vida de marcas desde lo que toman, comen o visten, como si el mundo girara alrededor de una etiqueta e incluso las propias amistades tuvieran que llevarla colgada a la espalda para entrar en ese círculo, hasta los padres de Cecilia quienes viven de la belleza de la hija.

 

En algún lugar olvidó la familia de Paula las cosas sencillas que ahora hacen que la pareja entre en crisis, como si la desmemoria tocara a la puerta de uno de sus integrantes para hacerle extrañar esos detalles que ya a un segmento de la población no interesa porque solo encuentran alegrías donde está el poderoso caballero don dinero.

Salir al malecón, disfrutar porque sí de la belleza del mar besando la ciudad quedó en el cajón de los olvidos y los progresos como si existiera una riña entre ellos y no un complemento.

 

El centro de la novela es un grupo de jóvenes con sus sueños y modos de ver el mundo de diversas formas. No falta quien tiene ante sí el camino de la diáspora en los padres que viven y trabajan cómodamente en el exterior; pero no ha definido el rumbo que tomará su vida.

 

Aparece el actor que se gana la vida haciendo cuentos en espectáculos nocturnos, aunque tenga que hacer payasadas porque de la otra manera no podría vivir como lo hace.

 

Está Adonis influenciado por el amigo marginal, pero con matices, que disfruta el grupo de aficionados que contra viento y marea se reúne para montar un proyecto, aunque cada cierto tiempo recibe una crítica por el ambiente dejado por una bronca.

 

Pero ese grupo variopinto lo dirige Pedro y no por gusto, es el joven con la mayor cantidad de valores y virtudes, el guajirito que llegó a la capital en busca de realizar su anhelo, pero que no quiere vivir a costa de la ex novia que trabaja en el exterior y tampoco desea hacerlo de la nueva pareja.

 

Desea ser él por sus propios esfuerzos no es interesado y renuncia a las comodidades de la existencia fácil. El teatro es su vida y a las mejores maneras de realizarlo se entrega con pasión.

 

Pedro no deja que los retos más difíciles que enfrenta su existencia corroan sus días apartándolo del sendero escogido: la lucha por una profesión a cómo de lugar y a la que se aferra teniendo a viva piel los sueños que le acompañan desde el ISA.

 

Y Aquí estamos nos deja la mirada crítica a temas difíciles y polémicos, como el de la orientación sexual y el consumo de drogas, pero hay ternura en la telenovela y el amor batalla por la vida, incluso desde los rincones más oscuros como el mundo del propio Chiralta.

 

No es un túnel la puesta en pantalla. Desde el propio título y la presentación se hace gala de ello. Hay ventanas por donde aparecen el sol y la luz a pesar de su mirada incisiva.  

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres