Blogia
regalado.blogia.com

Si volviera a nacer sería educadora

Tiene su propio librito: respetar para que la respeten y tratar a sus alumnos con amabilidad.

Tanto se ha ganado la confianza de los adolescentes que a Nancy Cuesta Téllez, profesora de inglés de décimo grado en el centro mixto Carlos Marx, sus alumnos se le acercan para contarle problemas personales y pedirle consejos.

Ella se siente muy orgullosa de que así sea, quizás esa pedagogía del amor que ha establecido con sus alumnos llevó a que ellos durante una efemérides relacionada con Rafael María de Mendive la compararan con el insigne maestro de José Martí.

Es como las abejas, incansable, no se detiene. Ahora recoge su departamento docente, después se le ve en la organización de otras áreas, en  la preparación de la próxima escuela de padres.

Así definen sus compañeros a  la secretaria del  buró sindical del centro, no por gusto cuando llamamos al Sindicato de Trabajadores de  la Educación,  la Ciencia y el Geporte (SNTECD) del municipio de Pinar del Río, nos sugirieron su nombre para una entrevista por el Día del educador.

 

-Hay quienes reniegan  de los cargos, pero ese no es su caso, nos han dicho que tiene en su haber una larga trayectoria también en otros centros en esas funciones que alterna con la docencia.

 

“En mi casa éramos nueve hermanos. Mi mamá tuvo que lavar y planchar mucha ropa para mantenernos en el capitalismo.  Mi familia está muy integrada a la Revolución a la cual le agradecemos nuestra formación, no se puede estar diciendo que no cuando hace falta que participes. Tengo un hermano teniente coronel, otra fue alfabetizadora en el Palenque y otra fue diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular durante cinco años”,  afirma.

Habla con mucho orgullo de su familia y reconoce el peso que ella tiene en la vida futura de sus hijos, por eso visita las casas de sus alumnos con dificultades porque aunque la familia es la primera educadora, la escuela puede influir con su labor pedagógica y de formación de hábitos.

El propio grupo del cual ella es responsable es un ejemplo de esto. Venía con algunas dificultades de la secundaria y ella apeló al razonamiento colectivo, lo cual ha influido de manera positiva.

 

Sobre las transformaciones en educación opina que los centros mixtos contribuyen al ahorro de recursos y a su uso racional,  también que el aumento de clases frontales frente a los alumnos posibilita un mayor intercambio con ellos.

Para ella la educación tiene que pasar por el ejemplo personal, lo mismo en la escuela que en el barrio,  pues la sociedad fija sus ojos y sus requerimientos en el maestro.

Es la presidenta de su CDR y antes estuvo al frente de la delegación de la FMC. La defensa civil tiene en su hogar casi un puesto de mando para diversas tareas cuando se hacen ejercicios.

No dice que no a nada, es integral. Lleva 38 años en educación y comenzó con 18 cuando estaba en décimo grado ante un llamado que se hizo por la necesidad de profesores de Inglés, asignatura que siempre vincula con la formación de valores y el estudio de la Historia de Cuba, pues lleva a ella textos relacionados con el pensamiento de Fidel y de otras figuras.

“Me satisface la forma en que me tratan mis antiguos alumnos donde quiera que me ven, que sean hombres y mujeres de bien es el mayor placer de un profesor. Si volviera a nacer sería educadora”, confiesa.

No hace mucho estaba cogiendo botella cuando vio que un ómnibus se detuvo a recogerla y se extrañó. Al subir el chofer le dijo “a usted no la dejaría nunca regada”. Había sido alumno suyo. En diversas profesiones se los encuentra y siempre le tributan afecto.

 

Cuando los alumnos llegan de la secundaria al décimo grado se ven algo perdidos en las evaluaciones,  pero poco a poco y con el esfuerzo del profesor se adaptan al nuevo nivel educacional, refiere Nancy.

Le gusta el Inglés, es el idioma internacional y en  la mayoría de los países se estudia como una segunda lengua. Le gusta comprobar que los alumnos la entienden y con el enfoque comunicativo se esfuerza al máximo en ello y le da mucho valor a la autopreparación.

“Tengo un elevado sentido de la justicia, expresa,  y creo que en ello la función del sindicato es fundamental, no se pueden tener compromisos que impidan lo justo, eso he tratado de hacer en los centros en los que he estado; también en este que es un buen colectivo y que será sede del acto provincial por el Día del educador”.

El sentido del humanismo tampoco le falta y siempre está pendiente de los  alumnos con dificultades sociales y también de los trabajadores para que la ayuda solidaria llegue cuando es preciso.

Nancy no tuvo hijos, pero los ve multiplicarse a su alrededor. En cada uno de ellos deja lo mejor de sí.

 

El 22 de diciembre

El 22 de diciembre de 1961 concluyó la Campaña de la alfabetización y se declaró a Cuba territorio libre de analfabetismo.

Fue una epopeya que aparece como una de las más trascendentes obras de la triunfante Revolución que no le decía al pueblo cree, sino lee.

Miles de jóvenes con faroles, sus cartillas y su himno se incorporaron a los campos de Cuba e hicieron vida en  común con los campesinos en sus propias viviendas. Los labriegos compartieron con ellos lo que tenían y los trataron como sus propios hijos.

Con el asesinato del joven  maestro Conrado Benítez desde todo el país los jóvenes se brindaron para llevar la enseñanza a remotos parajes sin dejarse intimidar por la contrarrevolución.

La campaña de alfabetización tuvo su antecedente en la propia Sierra Maestra, pues en  las zonas donde operaban los rebeldes se enseñaba a leer y escribir a los lugareños. 

 

Fidel expresó aquel 22 de diciembre: "Ningún momento más solemne y emocionante, ningún instante de legítimo orgullo y de gloria como este en que cuatro siglos y medio de ignorancia han sido derrumbados. Hemos ganado una gran batalla, y hay que llamarlo así -batalla-, porque la victoria contra el analfabetismo en nuestro país se ha logrado mediante una gran batalla, con todas las reglas de una gran batalla….

Se colocaba la primera piedra en la gran obra que vendría después, de derecho a la instrucción y al desarrollo de la inteligencia.

Más de 300 000 participantes tuvo la campaña entre alfabetizadores populares, brigadistas Conrado Benítez, Patria o Muerte, maestros voluntarios, trabajadores administrativos y dirigentes.

Cuba llega a este 22 de diciembre con una labor internacional de desarrollo del método de alfabetización Yo sí puedo, que ha permitido a miles de latinoamericanos aprender a leer y escribir, de aquella epopeya de 1961 surgieron  las bases de esta metodología que le ha permitido a la nación desarrollar el internacionalismo también en el campo de la educación en lejanas aldeas de pueblos primitivos de todo el continente.

El himno de aquellos imberbes alfabetizadotes: “lápiz cartilla manual alfabetizar, alfabetizar venceremos”…. sigue escuchándose hoy en los rincones más apartados del continente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Alejandro Dumas -

que horror! los monstruos que crearías a tu imagen y semejanza dogmática con tus manos educadoras...

Zenia -

Pedro, no te equivocas Pedro. Así sería. Que tengas un buen fin de año.

Jorge. Gracias. Feliz fin de año para ti también. He leído sobre la aplicación del método en Sevilla. En América Latina se aplica también en numerosos países.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Jorge, Alicante -

Llego a tiempo, un 22 de diciembre para desearte buenas fiestas. Si fueras docente, serían buenas vacaciones.
Muy bonito el artículo.
El método de alfabetización, Yo Sí Puedo está implantado en España. En Sevilla seguro y no sé si en otros lados.
Un abrazo.

Pedro González Munné -

No lo creo, volverías a ser periodista. Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres