Blogia
regalado.blogia.com

Artífices del futuro

Artífices del futuro

Lleva un honroso distintivo en la manga de la blusa: el rostro de Tania la Guerrillera. Confiesa que le encantan los niños y poder impartirles nuevos conocimientos.

Beatriz Cabrera Álvarez es la presidenta de la FEEM en la escuela pedagógica de maestros primarios Tania la Guerrillera y declara que era muy tímida cuando pequeña, tanto, que sabiendo los contenidos era incapaz de levantar el brazo para participar en una clase.

Hoy reconoce que sus maestras Yanelys y María Elena, en el seminternado Carlos Hidalgo, lograron que desarrollara la comunicación hasta el punto que en la secundaria Carlos Ulloa fue jefa de colectivo en octavo y noveno grados. ¿Qué no puede un buen maestro?, por eso satisface saber el rigor con el cual se forman los 859 matriculados en el centro.

La dirigente estudiantil explica que mensualmente les hacen comprobaciones de ortografía combinadas con interpretación y también pruebas políticas. Un educador debe estar bien informado acerca de su país y el mundo.

Valora de positivo el trabajo que hacen la FEEM y la dirección del plantel en el mantenimiento de la disciplina, no solo en la escuela, sino fuera de ella, así como en el uso correcto del uniforme.

Ella recuerda con agrado cómo en un acto se leyó la carta de un chofer de ómnibus, en la que se reconocía el comportamiento de un grupo de estudiantes de la escuela.

Como presidenta de la FEEM participa en todos los consejos de dirección a los que lleva las inquietudes del alumnado. Le es difícil hablar de sus mejores profesores, pues todos imparten clases de buena calidad, pero no puede dejar de mencionar a Estrella, su profesora guía, dulce y pausada, y muy preocupada por los problemas de todos, tanto docentes como de otro tipo, "es como una madre", asevera.

"Aquí los baños no tienen ni una costra porque los alumnos y los profesores con trabajo voluntario los dejaron que brillan. La FEEM en sus chequeos de emulación selecciona quienes son los que más se destacan en las diferentes actividades y hay entusiasmo", puntualiza.

NI LOS MÁSTER SE ESCAPAN

Es tan serio el trabajo que se hace con la ortografía, que ni los 15 máster que tiene el plantel se escapan del curso que se imparte quincenalmente a todos los profesores, al igual que el de preparación política, explica Roberto Machado Miranda, el director, quien abunda que estos centros están llamados a ser la niña de los ojos de la educación, por la importancia que tiene una buena formación en la primaria.

También destaca la atención que reciben de la Universidad de Ciencias Pedagógicas, pues un grupo multidisciplinario de ese centro imparte clases a los profesores de la "Tania" de Psicología y Psicopedagogía. También se encargan de una maestría a 30 docentes.

La fuente de captación que tiene la "Tania" son los alumnos de noveno grado con 80 puntos o más; cuando concluyan pueden hacer la licenciatura en el curso para trabajadores.

Los estudiantes que optan por este centro han estado por encima de los 700 y más del 70 por ciento piden la carrera en primera opción. Los territorios son los que otorgan las plazas de acuerdo con sus necesidades. La actual instalación fue inaugurada por Fidel el primero de septiembre de 1975.

Durante el cuarto año, los alumnos pasan seis meses con sus tutores en escuelas de sus municipios de residencia y la aspiración es que en el futuro se empleen allí mismo.
Los educandos reciben una asignatura llamada Reflexión y debate con dos frecuencias semanales que los mantienen actualizados acerca de la política de la Revolución y en temas de actualidad.

UNA FUNDADORA

 

Virginia Cruz Vázquez, fundadora del plantel, se graduó en 1974 y formó parte de un grupo de siete educadores escogidos para incorporarse a la "Tania".

No olvida aquel inicio del curso 1975 cuando Fidel llegó a la escuela para inaugurarla, todo estaba desbordado de muchachos entusiastas; ella era profesora de Filosofía, ahora lo es de Reflexión y Debate.

Le correspondió mantener la disciplina en la escalera del bloque de las alumnas, no estaba previsto que el líder de la Revolución pasara por allí, pero lo hizo. "Recuerdo que me dio la mano y me preguntó el nombre. Yo no pude articular palabra alguna, de la impresión", rememora.

Insistió que es tarea de todo maestro reafirmar valores patrios, que cada alumno respete desde el himno y la bandera hasta los grandes hombres que han participado en la emancipación de la nación.

"La enseñanza Primaria es esencial por iniciar la formación de los principios para toda la vida, en un proceso continuo y diario. Un maestro de esta educación tiene que amar a los niños, ser sencillo y sensible y con un profundo espíritu de superación", argumentó.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

rer -

http://suntura.ru/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres