Blogia
regalado.blogia.com

Diamantes por pulir

Diamantes por pulir
Cuando una llega al seminternado Conrado Benítez, centro de Referencia, en la capital provincial, se pregunta cómo todo está tan ordenado con una matricula de 960 alumnos.
Se dice fácil, pero no lo es si se tiene en cuenta el dinamismo de esa edad. Para lograr eso debe existir detrás una adecuada organización escolar y un buen trabajo de los jefes de ciclo.
Estando en el centro llegaron los compañeros del Tribunal que orientan un círculo de interés con 45 niños sobre una asignatura que se imparte en quinto y sexto grados, muy importante en los tiempos que corren y en los que tanta indisciplina social se ve. Se trata de Educación Cívica.
En ella conocen la Constitución de la República, según las edades; el comportamiento ciudadano; sobre la familia; educación vial y el amor al lugar donde se nace.
Otra experiencia que puede compartir el centro, que tiene 98 docentes, de ellos 94 licenciados, es un círculo de interés de lectura y una peña apoyada por el centro Hermanos Loynaz y por el escritor Lorenzo Suárez Crespo, en la cual los niños son conducidos por el camino de la imaginación a través de los libros.
Vicenta Mariluz Viera Sánchez, directora del seminternado, refiere que hay otros círculos de interés, como el de Geodesia y Cartografía, de Pedagogía y de Salud.
El centro tiene el ciento por ciento de aprobados y cero por ciento en el incumplimiento de los deberes escolares.
Posee 10 instructores de arte que influyen en la formación de las diferentes modalidades artísticas, trabajan también con la comunidad en las fechas históricas y mantienen una buena relación con los promotores culturales.

UNA MAESTRA DE ESAS DE ANTES
Las maestras de décadas atrás tenían fama por su comportamiento adecuado ante el aula y la sociedad. Actualmente las transformaciones pretenden dar continuidad a ese modelo pedagógico.
Una de ellas da clases en la "Con-rado", se trata de Cecilia Pérez Álvarez, maestra del ciclo quinto y sexto grados. Este año se desempeña en el primero de ellos.
Se formó en Minas del Frío, y aunque tiene 62 años no se ha retirado. Le encantan los niños y defiende la enseñanza Primaria como toda la base del conocimiento que vendrá después, y parece que le han dado la razón porque este año está entre las priorizadas.
El amor a los símbolos patrios y a nuestros próceres se enseña en la Primaria, entre ellos José Martí.
"Trabajamos con la lengua materna. Es una batalla campal contra las frases chabacanas que se escuchan en la calle, luchamos porque el lenguaje sea correcto, pero después cuando llegan a la Secundaria se pierde mucho de lo ganado.
"Lo primero que tiene que ser un maestro de Primaria es ejemplo en su comportamiento, lo mismo en el aula que en los lugares públicos.
"Debe tener mucha paciencia y dulzura, profesarle amor a los alumnos y mantener una buena unión con los padres, para juntos trabajar en la formación de valores, y el amor a la familia es uno de ellos".
¿Tienen maestros jóvenes?
"Sí, y se trabaja con ellos en la ayuda metodológica y en su formación general, ellos son el relevo y hay que reforzarlo.
"El magisterio es una profesión muy bella, ya que de los niños tú logras lo que quieras, son esponjas".
Cecilia, presidenta de la Asociación de Historiadores del centro, ya lleva 46 años dando clases y no se arrepiente del camino que escogió. La Historia se imparte en quinto y sexto grados y a través de ella conocen la trayectoria de la Revolución, lo cual se combina con visitas a la biblioteca y museos.
Al llegar al centro lo primero que recibe al visitante es un mural con el rostro de Conrado Benítez, el maestro asesinado, su historia está en la escuela y es uno de los primeros elementos que aprenden los niños, como para no olvidar jamás el pasado.
Foto: Diego Estrella

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres