Blogia
regalado.blogia.com

PERIÓDICO CHILENO ENTREVISTA A ERIKA, ENFERMA DE PARKINSON

PERIÓDICO CHILENO ENTREVISTA A ERIKA, ENFERMA DE PARKINSON
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

DEL BLOG DE ERIKA COMPARTO ESTA NOTICIA.

ENTREVISTA A UNA ENFERMA DE PARKINSON.

Fue publicada en el blog de Erika Contreras, una chilena que se atendió en Cuba.

En mis enlaces está su página bajo el título: Chilena que se atiende en Cuba

http://erikacontrerasmunoz.blogspot.com/

Ayer vino la periodista del diario La Tercera a entrevistarme. Estaba hecha un atado de nervios, me preparé con tiempo, almorcé temprano y me puse linda (dentro de lo que se podía, claro está).
Cuando hablamos por teléfono, ella tenía una voz muy simpática, en cambio yo estaba con el efecto de los remedios y apenas se me entendía lo que decía. Se me hizo difícil indicarle la dirección de mi casa, finalmente logré hacer que me entendiera.
Llegó, entró, saludó a mis hijos...ella muy simpática y canchera, agradable diría yo.
Empezó por preguntarme la edad, 42 le dije y el parkinson desde los 33...impresionante.
Ella ya tenía algunos antecedentes míos de un artículo que yo había escrito sobre la discriminación, así que tenía en rasgos generales mis antecedentes y algunas reflexiones mías sobre la enfermedad.
Me preguntó sobre mi historia con el parkinson, cómo había sido cuando me lo diagnosticaron, Me acordé de la tremenda pena que me dio el hecho de no poder tener mas hijos, me acorde de lo que sentí respecto al futuro. Claro, eso no se lo mencioné, lo recuerdo ahora. Un futuro que se veía incierto, me acorde de la cara de Ricardo impertérrito y mi llanto. Era un llanto por las posibilidades que no llegarían a ser.


Recuerdo también haber tomado la determinación de apurarme por enseñarle al máximo a los niños “cosas de la vida” y de ahí fue una vida llena de prisas, vivir apurada, todo eficiente, no había tiempo que perder.
Ahora que lo miro a la distancia y con el paso de los años entiendo tan bien a Pablo cuando me dice que prefiere a la mamá en la casa aunque esté enferma. Pobre, la presión sobre ellos debió haber sido atroz.


Después del diagnóstico (mediados del 98) pasaron 4 años en que conviví con el parkinson, con los medicamentos, tratando que se notaran lo menos posible los síntomas pero siempre sintiéndome muy mal, con un cansancio pegado a la piel.
Bueno todo esto no se lo dije a la periodista, le recomendé que leyera mi blog. Ahí está contada la evolución de mi parkinson ¿o no?...parece que no.....entonces seguiré contando los detalles que no están escritos en ningún lugar..

Bueno la periodista, encantadora ella, preguntaba de una manera como si no lo hiciera, oficio se llama eso. Me sentía hablándole a una amiga de toda la vida.
Un aspecto que me interesó dejar claro fue y es que mi vida no sólo es parkinson, no se acaba ahí, tengo otros intereses, me gusta leer, escribir, me gusta el cine y....los blog y que si bien, me quitó muchas cosas, también me dio paz y tranquilidad para mirar la vida con otros ojos,........pero eso aparece en la entrevista

Otra cosa que no dije es que me di cuenta que el éxito es muy engañoso. No tiene nada que ver con lo que tengas, autos, casas y bienes en general....ni siquiera una profesión....tiene que ver con la felicidad profunda de los pequeños logros. En mi caso , la posibilidad de ser autovalente, asearme sola, preparar la ropa de mis hijos y una cantidad de nimiedades que hacen un mundo y ¡puchas! Que difícil se nos hace la vida cuando no podemos hacerlo.

También me preguntó si había ido difícil dejar de trabajar y la verdad para mi no lo fue tanto, si bien amaba la docencia, siempre estuve en la disyuntiva de los niños y el trabajo y para ser franca siempre sentí que si alguna de las dos cosas las hacía bien, invariablemente la otra la hacía deficiente
Después se refirió a Ricardo, y que debía ser muy buen marido para mantenerme y para más remate enferma Hablamos del costo de los medicamentos y de viaje Cuba, de cual era la razón de haberme realizado el tratamiento en Cuba y en que consistía el tratamiento, aspectos ya relatados en post anteriores.
Al día siguiente llegaron a mi casa el fotógrafo y la maquilladora, muy profesionales ellos. Definieron el mejor lugar y la maquilladora hizo su trabajo, lo mejor que pudo. Tomaron muchísimas fotos, La que eligieron no me gustó salgo muy tiste, en realidad era sueño lo que tenía.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres