Blogia
regalado.blogia.com

AGRESIONES CONTRA CUBA: INCENDIO CON FÓSFORO VIVO

AGRESIONES CONTRA CUBA: INCENDIO CON FÓSFORO VIVO  En la pàgina http://www.guerrillero.co.cu/agresiones_contracuba.htm#01 Aparecen varios artículos acerca de agresiones contra Cuba con la participación de la CIA. El incendio con fósforo vivo en el cine Riesgo, de Pinar del Río, fue uno de esos hechos.Fragmentos del artículo:La matinée del terror

Era domingo 28 de mayo de 1961 y el cine Riesgo, en la ciudad de Pinar del Río,  presentaba en su habitual matinée infantil de la tarde un bloque de películas y de dibujos animados.

Cientos de personas, fundamentalmente niños, disfrutaban de la función hasta que las risas se trocaron en gritos de terror y en avalancha incontenible para tratar de salir del local: las cortinas próximas a la pantalla ardían rápidamente y las llamas y el humo inundaron la sala.

Difícil es imaginar un momento como ese, en el que la desesperación, el miedo, el pánico, hacen que impere la histeria colectiva y el instinto de salvación. Máxime cuando la mayoría de los que estaban en el cine eran niños o jóvenes incapaces de razonar sobre qué hacer.

Se cuenta que la avalancha humana fue detenida por las fuertes puertas de cristal y aluminio del frente del inmueble, según testigos, éstas estaban cerradas y para abrirlas era necesario hacerlo de afuera hacia adentro, algo imposible en ese momento.

La prensa de la época informó que varias decenas de heridos y quemados era el saldo de la salvaje fechoría. Había 26 niños entre los lesionados de gravedad.

43 años después

Enrique Henríquez Hernández tenía 11 años entonces. Estos son sus recuerdos:

“Cómo salí de allí no sé... se produce el incendio de las cortinas próximas al escenario y entonces todo el mundo salió corriendo... yo me caí y quedé de la cintura hacia abajo entre las dos hileras de sillas... todo el que trataba de salir pasaba por encima de mi, por eso fue que tuve un hundimiento parcial del tórax.

“Las magulladuras fueron tantas, que mis padres cuentan que ellos pasaron varias veces por mi lado en la Casa de Socorros y no me conocían, fue un vecino quien me reconoció.

“Estuve varios meses ingresado recuperándome... perdí la memoria por un tiempo e inicialmente no me acordaba que los golpes los había recibido en el cine... En realidad lo que me pasó lo sé por lo que me han contado.

“Recuerdo que mi padre, que nunca en su vida había ido a un cine, fue por primera vez, tiempo después, cuando yo pedí ir al cine”.

Yolanda Díaz Martell era como la joven madrina de los más pequeños de su barrio. Aquel domingo llevó a un grupo a la matinée infantil, entre ellos a Enrique.

“Es horrible ver en el suelo a alguien que uno conoce, con una multitud pasándole por encima, y no poder hacer nada... Lo que hicieron los saboteadores fue una barbaridad, algo que no se concibe que puedan hacer los seres humanos.

“Un sabotaje es el acto más degradante que se puede cometer; ni los animales tratan de matar así; intentar asesinar a niños, a mujeres embarazadas, a inocentes; es una acción de bárbaros”.

Facundo Naranjo Delgado tenía entonces 13 años y quedó tan traumatizado que volvió a un cine solo una vez a mediados de los 70 y aún hoy acude a un sitio así cuando tiene que asistir a alguna plenaria o evento de su centro laboral.

“Ese día yo había salido al vestíbulo del cine a comprar golosinas... cuando voy a entrar veo que de la pantalla salía humo, no pude ver la candela, porque cientos de personas me vinieron encima... en la puerta se me quedó trabado el brazo izquierdo y cuando logran sacarme y montarme en un carro perdí el conocimiento... estuve dos días inconsciente.

FOTO. Ciudad de  Pinar del Río
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres