Blogia
regalado.blogia.com

PELÍCULA CUBANA SUITE HABANA

PELÍCULA CUBANA SUITE HABANA

Suite Habana, o La Habana en sepia –podría llamársele- es para algunos un filme sobre lo feo de la capital del país: sus edificios viejos y herrumbrosos, las paredes carcomidas; el ruido de la urbe y la vida difícil de diez cubanos resumida en sus historias personales.

 Pocos minutos antes de comenzar anoche la película del director Fernando Pérez , en el espacio televisivo Espectador crítico, estaba comentando que para mí, aunque duro y descarnado, era un documental –una hora y 20 minutos- sobre la hidalguía y la resistencia de una nación.

Yo la había visto hacía algún tiempo en el Museo de Arte de Pinar del Río, en el cual con bastante asiduidad se realizan tertulias, talleres relacionados con la cultura cubana, además de las expo de pintura. Sin diálogos, que no hacen falta porque las imágenes, los rostros y la música lo dicen todo, los protagonistas enfrentan las carencias sin acudir a las evasiones o salidas extremas: la bebida, el jineterismo...

Despiertan admiración esos coterráneos que tenemos frente a nosotros: el médico que se convierte en payaso los fines de semana; el bailarín que sueña con arreglar su viejo y descascarado apartamento; el obrero de líneas férreas que es músico en el coro de una iglesia; la anciana jubilada que vende maní tostado; el padre del niño síndrome Down que aprende tantas cosas en su escuela; el travesti que en las noches actúa en un show; el zapatero que en las noches se viste de traje y sale a bailar; la familia que ve partir un hijo hacia Miami.

Es una parte de la vida en La Habana, no la que aparece en las postales turísticas ni en las telenovelas, la menos bella, es cierto; pero tan real como la otra, y en ella viven diferentes grupos sociales, con sus creencias e ilusiones.

El filme no tiene actores profesionales. Son personajes reales que “interpretan” sus vidas en la pantalla de una manera tan convincente que por momentos muchos lloran viendo la película, por tan cercana y real.

De ella también emerge la esperanza en ese final de mar batiendo con fuerza su malecón, mientras se escucha esa canción que es todo un símbolo: Quiéreme mucho/ dulce amor mío/ yo con tus besos/ y tus caricias/ mis sufrimientos acallaré/.

Cuando la película fue estrenada en los cines de Cuba, el periódico Adelante, de la provincia Camagüey publicó lo siguiente:

 "Suite Habana", la más reciente creación de Fernando Pérez, confirma que el buen cine no es necesariamente un espectáculo altisonante, cargado de brillos y lentejuelas, chistes de ocasión y lágrimas fáciles. Nada de eso es "Suite Habana", pues la vida, cotidiana y heroica de sus personas-personajes, es su esencia misma.

Al decir de Juan Antonio García, Suite Habana es la aventura de lenguaje audiovisual más arriesgada del cine cubano. A favor de esta idea, compartida por todos los presentes, habla la circunstancia de hacer una película en la que apenas pasa nada, salvo las acciones cotidianas de un grupo de personas, con historias aparentemente inconexas. 

La película logra su ritmo y la atención de los espectadores a partir de la fusión entre las historias —una arroja luz sobre las restantes, la completa y hasta pone en duda— y una banda sonora que busca ser significativa no según los cánones dominantes en el cine mundial. Tenía que ser así pues se trata de una película que se aparta sustancialmente de los cánones al uso. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Creative Recreation -

You introduction is detail, thank you so significantly information, but why do not you deliver some reference photographs?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres