Blogia
regalado.blogia.com

MURIÒ EL PERIODISTA DE LA TECLA OCURRENTE

MURIÒ EL PERIODISTA DE LA TECLA OCURRENTE

Guillermo Cabrera, un periodista cubano con miles de cuartillas de la vida en la isla, en muchas de las cuales afloraron la vitalidad, la alegría y la imaginación del cubano, murió de un ataque al corazón después de una de sus tertulias en el centro del país, cargadas de poesía, chistes, ocurrencias.

 

La Tecla Ocurrente, la sección que escribía en el periódico Juventud Rebelde ha perdido su mentor. ¿Qué pasará con los grafittis que le enviaban los enamorados desde cualquier rincón del país?: “Ulises, espero por tu barca, Penélope”; “La ternura vitaliza al viejo, duerme al niño, desarma al hombre. Parece por momentos olvidada, y hay que revivirla para hacer que la vida sea inolvidable”.

 

Aún recuerdo la primera de sus tertulias en Pinar del Río. Fue en plena calle, al costado de la Unión de Periodistas y bajo la sombra de una enredadera de flores violetas. Como con magia, en ella se creó un ambiente agradable, de positividades y cosas bellas. Cada uno de los presentes, si lo deseaba, tomaba el micrófono y expresaba algo, cualquier cosa: un poema, una canción, un refrán de esos muchos que nacen en los campos cubanos bajo la creatividad guajira.

 

Ese día por vez primera compartí con una persona maravillosa: Liborio, un veterano fotorreportero que desde entonces cada cierto tiempo me envía una postal con delicadas palabras a nombre suyo y de su esposa, una carismática mujer que ese día le acompañaba.

 

Y así son los senderos de lo bueno: abren veredas limpias en las cuales no crecen la vanidad, la insidia y otras mezquindades humanas, siguiendo el precepto del poeta: toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

 La colección de sus teclas ocurrentes las pueden leer en: http://www.juventudrebelde.cu/sumarios/tecla.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Zenia -

Cierto Duarte. La muerte de este periodista amador de la vida, motivò que muchos le escribieran lìneas de despedida en las que han coincidido en señalarlo como un gran movilizador de sentimientos positivos, de buena vibra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

duarte -

¡Hola, Zenia! Qué pena da cuando alguien así nos deja.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres