Blogia
regalado.blogia.com

ASESINARON A SUS DOS HIJOS. MUJERES: HERMANOS SAÌZ

ASESINARON A SUS DOS HIJOS. MUJERES: HERMANOS SAÌZ

En Cuba todos admiran a Esther Montes de Oca. Sus dos hijos- antes de llegar a los 19 años, fueron asesinados en plena calle un 13 de agosto. 50 años después, el pueblo pinareño en el cual nacieron - San Juan y Martìnez- sigue recordando sus poemas, cantos contra la discriminaciòn del negro y el desalojo de los campesinos.

¡noches de sangre cubana¡

¡rìos de plomo valiente¡

¡ojos que miran al cielo¡,

¡palmas con hambre de sabanas¡

hombres sin miedo en alturas,

temblor de madres en las calles,

ataúdes silenciosos pidiendo al odio que calle.....

(SERGIO SAÌZ MONTES DE OCA)

Y el mismo poeta junto a su hermano quedò dormido abrazado a una calle y una estrella.....

Los hermanos Saíz: cuerpos que son estrellas

Por: Zenia Regalado, publicado en http://www.juventudrebelde.cu 

Correo: corresp@jrebelde.cip.cu

11 de agosto de 2007 00:00:55 GMT

Pinar del Río.— Cada 13 de agosto Esther Montes de Oca siente emociones encontradas, como nos dijera el año pasado por esta fecha, en su casa de San Juan y Martínez, aquel altar a la Patria que cada joven debe conocer.

«Casi niños, Sergio y Luis, / erguidos a escaño de hombres / para vindicar los nombres llameantes en la raíz. / Luz doble y núbil, Saíz. / Quisieron su primavera / quemar en plomiza hoguera. / Y emergió del fuego un canto / llamando al amor del llanto / a redimir la bandera». (Pedro Péglez González).

Cuando los hermanos Luis y Sergio fueron asesinados aquel 13 de agosto de 1957, solo tenían 18 y 17 años, respectivamente. Monstruoso crimen que recuerda en la historia aquel otro cometido en 1871 contra los estudiantes de Medicina.

En qué fuentes bebieron aquellos dos jóvenes, síntesis del pensamiento de la juventud del Centenario. Les gustaba leer a Martí, Ingenieros, Casal, poetas enamorados de la vida y de su tierra.

Sergio describió el desalojo: «...un olor a sangre mía / se mezcla con el palmar, / en tanto un sol desesperado / arrulla el dolor de un mueble / en la orilla de un camino... una nube avergonzada / se rompe en lágrimas de amor / un bohío maltratado / dirige sus ojos al cielo, / un río rebelde y bueno / lanza un grito a la cascada...».

Desandar los caminos de aquellos dos integrantes del Movimiento 26 de Julio es encontrar la raíz de un hogar donde las lecturas primeras caminaron de la mano del Apóstol.

En el otrora Instituto de Pinar del Río Sergio trató de fundar una cátedra martiana —que hoy sigue dando luz en la Universidad que lleva el nombre de los hermanos— para desde esta enseñar a sus compañeros la profundidad del pensamiento del Maestro y la necesidad de aplicarlo.

Y escribió también una elegía a Karl Marx «... el mudo escalpelo de tu doctrina, / hace temblar en vibraciones / el duro templo de la explotación...»

En la carta escrita al director del Instituto de Segunda Enseñanza de Pinar del Río bajo el título ¿Por qué no vamos a clases?, Sergio denuncia el clima de miedo y represión que vivía la Cuba de Batista: «Cuando la barbarie y la incultura se han posado en lo alto de la escalinata universitaria. Cuando (...) toda Cuba vive angustiada por la suerte de sus hijos. Cuando se siente en las calles un temblor de madres en ojeras. Cuando (...) la dignidad y el decoro son signos de ignominia y los ladrones y asesinos son personas decentes (...) Cuando (...) hombres sin ganas de serlo se sacian en los cadáveres de los jóvenes y las torturas llegan más allá del límite de la resistencia humana...».

Luis escribió cuentos, ensayos, poemas y hasta trabajó en una novela que quedó inconclusa y que dedicó a su madre. Ello unido a sus estudios y a las actividades del M-26. No tenía tiempo de pulir su obra literaria.

Una reconocida pedagoga pinareña, profesora de Literatura del Instituto, la doctora Emilia Delgado, le prestaba libros de García Lorca, y otros de corte antiimperialista como Agonía antillana, del escritor español Luis de Araquistain.

La discriminación racial

«Las razas, el problema racial en Cuba», así tituló Luis un trabajo suyo de Sociología en el quinto curso de Letras (1954-55) en el Instituto de Segunda Enseñanza de Pinar del Río:

«Y esta fórmula básica que ha caracterizado el racismo durante todos los tiempos, que apela a los más bajos instintos del hombre, que exalta su orgullo y su vanidad, no es más que movimiento político-económico con el cual se han justificado las mayores salvajadas, y los más negros hechos de la historia. Primero la explotación y el exterminio de los indígenas de América (...) después los 400 años de explotación del negro y en los tiempos modernos la catástrofe sangrienta del nazismo».

Denunció Luis cómo en Cuba se negaban oportunidades para que el negro se educara y adquiriera empleos decorosos, condenándoles a ser mayoritariamente limpiabotas, vendedores de periódicos y otros oficios menos retribuidos....

ARTÌCULO COMPLETO EN :

http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2007-08-11/los-hermanos-saiz-cuerpos-que-son-estrellas/  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres