Blogia
regalado.blogia.com

LAS MIL Y UNA NOCHES. LEYENDAS IRANÌES

LAS MIL Y UNA NOCHES. LEYENDAS IRANÌES

Sahrazade: la hábil narradora de cuentos llega hasta nuestros dìas con su rostro semi escondido. ¿Cuántas mujeres no quisieran tener su poder envolvente?.

Alf Laila wa Laila. Hasta su nombre en árabe evoca la sensualidad y misterio oriental que envuelve a esta popular colección de cuentos, que no llegó a Europa hasta la Edad Media y que no se tradujo a ninguna lengua occidental hasta que Antoine Galland lo hizo al francés en el siglo XVIII.

Es un conjunto homogéneo de cuentos, entre los que se encuentran algunos tan populares como Alí Babá y los cuarenta ladrones, la historia de Simbad el Marino y Aladino y la lámpara maravillosa.

Contienen algunas historias que han sido aportadas por Persia, pero también algunos cuentos nos trasladan a la India, Grecia, Egipto, Arabia, Mesopotamia o Turquía.

Su hilo argumental está construido en torno a dos hermanos, los reyes sasánidas Shazamán y Sahriyar, uno de los cuales reinaba en Samarkand y el otro en la India y China.Ambos descubren que sus esposas les han sido infieles, por lo que todas las mujeres y esclavas implicadas en estos amoríos son decapitadas.

Shahriyar decide tomar cada noche una nueva esposa a la que al amanecer hace ejecutar, pero después de tres años a su visir le comienza a resultar imposible encontrar más jóvenes para su señor.

Entonces, la hija del visir, Sahrazade, convence a su padre para que le deje ofrecerse al rey, al que pide que pueda acompañarla su hermana Dinarzad. Como parte del plan, hace que Dinarzad le narre un cuento cada noche, y de esta forma, consigue hacer que los cuentos duren mil y una noches al interrumpirlo siempre en un momento interesante, consiguiendo así despertar la curiosidad en el rey por escuchar el final de la historia a la noche siguiente.

En el transcurso de este tiempo Sahrazade da a luz a tres hijos varones del rey, cuando la narración termina, éste le concede un deseo, ella pide que le perdone la vida por sus hijos pequeños, y el rey accede gustosamente, viviendo todos felices desde entonces.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Zenia -

Pèglez. Siempre exquisitas, poèticas y profundas tus lìneas.
"Verter luz sobre las sombras". ¡Què hermoso¡.
Quizàs por alumbrar la vida y acunarla, la naturaleza nos haya dado el don de prever los peligros.
Josè Martì le conferìa gran poder al alma femenina.
El Còdigo Da Vinci, una obra de ficciòn, defiende toda una tesis al respecto. Aquella Marìa Magdalena, descendiente de la realeza, que curaba las heridas de Cristo sangrante en la cruz...
Guardo tu beso y tu violeta.

Péglez -

Zenia: Es muy agradecible que hayas traído a la memoria del mundo actual este pasaje inmarcesible de la literatura de esos pueblos, cuya cultura la humanidad debe luchar por preservar. Para mí lo más importante de la alegoría que nos deja desde los siglos este conjunto de "Las mil y una noches" es el poder, inmanente a la mujer, de verter su luz imprescindible encima de las sombras que tantas veces enturbian el horizonte del ser humano. Te dejo un beso y una violeta. Péglez.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Zenia -

'Què bueno Joan que esta entrada te ha motivado'.
Hace dìas que no puedo entrar a tu blog. No sè que le ocurre a Blogger.
Te comento que Daniel Chavarrìa, un escritor uruguayo cubano, comentaba aquì en una feria del libro que se habìa enamorado de su ùltima esposa por las facilidades que ella tenìa para contar historias, hasta el punto de que le inspirò una de sus novelas.
Parece que el arte de enamorarse no solo entra por la cocina, como se dice popularmente aquì.
Un saludo amigo mìo.

Joan Guerrero -

Creo que toda mujer tiene ese mismo poder que tenía Sherezade para con los hombres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres