Blogia
regalado.blogia.com

CONGRESO DE LA UNIÓN DE PERIODISTAS DE CUBA

CONGRESO DE LA UNIÓN DE PERIODISTAS DE CUBA

Este cuatro de julio se desarrollará la sesión plenaria del VIII Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba. ¿Qué espero de este evento después de unos cuantos años de  ejercer la profesión?. Que aborde la necesidad de ser más creíbles y de que los mensajes de nuestros medios se parezcan más a la realidad, una petición de los lectores, televidentes y radio oyentes en un país con un alto nivel de instrucción.

Necesitamos hacer un periodismo no solo para reflejar lo que está en blanco y negro, también los medios tonos, los matices de una realidad isleña en la que la inteligencia formada supera a la infraestructura económica y de bienes y servicios.

No es nada fácil reflejar los ditirambos de un país hostigado y mirado con lupa hasta en sus más naturales actos con tal de cuestionarlo y estigmatizarlo.

Ello es cierto; pero tampoco debemos creer que con la apología lograremos hacer pensar a nuestros lectores acerca de nuestras magulladuras y errores.

Debemos huir de las notas miméticas cargadas de cifras y planes, y recurrir a las herramientas periodísticas, a la diversidad de géneros para el abordaje de la realidad desde los diferentes colores de nuestro caleidoscopio isleño, austero, con dificultades; pero con un sentido de la vida basado en la resistencia y la lucha por el desarrollo a toda prueba.

¿Por qué casi ha desaparecido la crónica de nuestros medios y solo queda para encargos y efemérides históricas?. En cualquier rincón del país vive un ser humano cuya historia de vida merece la pena ser llevada a una cuartilla. ¿Por qué nuestros entrevistados de tan perfectos parecen sacados muchas veces de alguna añeja vitrina?.

¿Por qué los trabajos para ser catalogados de profundos deben ser tediosos y cansones?. Nadie lee algo que le resulta aburrido.

Los periodistas nos enfrentamos a nuevas circunstancias: el mundo de las nuevas tecnologías. Respecto a este tema, corto y pego la ponencia presentada por René Pérez Massola, fotorreportero del periódico Trabajadores, en el V Diplomado de Periodismo Digital organizado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí que cursamos decenas de profesionales de todo el país:

 

La gran mudanza

por René Pérez Massola
www.trabajadores.co.cu

En las sociedades informatizadas, Internet se ha convertido en un medio de comunicación expedito. Los ciudadanos del primer mundo pueden encontrar en la Red servicios tan simples como el pago de las tarifas eléctricas y otros servicios domésticos. Desde allí planifican sus vacaciones, reservan boletos de avión, hoteles y hasta autos de alquiler.
De manera que además de los medios de comunicación tradicionales, entiéndase televisión, radio y prensa impresa, muchas instituciones se han “mudado” al ciberespacio.
A pesar de que el acceso a Internet exige una moderna y costosa infraestructura tecnológica (elemento que la vuelve excluyente para más de media humanidad), la red de redes es más accesible que algunos de los inventos anteriores que cambiaron los destinos del mundo.
Por centavos la hora puede un ciudadano común “conectarse” desde los cibercafés, acto con el cual adquiere la novísima identidad de “internauta”: ente virtual con nicks y passwords cuyo propósito es coherente con el sistema capitalista: consumir.
Recibe correos “electrónicos”, puede leer la “versión digital” de los periódicos de diferentes partes del mundo, consulta bibliotecas “virtuales”, compra, alquila o vende cualquier cosa, sin alejarse de su escritorio. También hace amigos y se comunica con desconocidos ubicados en lugares remotos.
Dado que el acceso a muchos servicios ha quedado sujeto a la ciber vía, resulta vital darse a conocer, conocer y escuchar a los demás. El volumen del intercambio de información y de transacciones financieras realizadas a través de este medio alcanza cifras colosales.
Pero se trata de algo más que un mero servicio. Hablamos de un nuevo escenario mundial donde se han posicionado ventajosamente los intereses de los más poderosos y donde una operación bancaria realizada en pocos segundos puede arruinar economías levantadas con años de esfuerzo.
Ante esta situación, la indiferencia es un pecado capital para los profesionales de los medios de comunicación. La realidad nos compulsa a aprehender, lo más rápidamente posible, esos cambios que se operan en el mundo a una velocidad que no admite titubeos.
Como un Metro, las sociedades y sus intereses económicos y políticos han comenzado a fluir a través de un canal, no subterráneo sino virtual, cuyas terminales se alargan y multiplican diariamente.
Blogs?
El acceso a Internet representa allanar el camino hacia el éxito político o económico, fenómeno que fue tempranamente comprendido por los medios de comunicación, no por gusto ellos estuvieron entre los primeros en “mudarse” a la red de redes.
Pero la presencia en el mundo virtual ya no es solo de empresas o medios de comunicación tradicionales en sus versiones digitales. Ahora los individuos también se “mudan” al ciberespacio.
Considerado como el espacio propio del internauta, el Blog (del inglés Web log) fue unos de los primeros tipos de página que habitaron Internet. A principios del 2002 un boom de programas para publicar weblogs -entre ellos Blogger- facilitó la publicación de estos sitios. Actualmente se cree que hay más de un millón funcionando sobre la red, sin contar las aplicaciones desarrolladas para uso local de un país o comunidad específica.
En mi surfing bloguero encontré una experiencia que quisiera comentarles. Se trata del Movimiento Atina Chile (www.atinachile.cl) quien ha organizado una comunidad de “blogueros” cuyo propósito es vincularse unos a otros para crear una comunidad global virtual. Ideó un concurso que premia el mejor blog en diversas categorías a través de un sistema de votaciones on-line. Se registraron alianzas, conversaciones, visitas y comentarios entre los propios blogs a manera de pequeñas sociedades.
El mundo bloguero como fenómeno social que es, ha introducido en nuestra lengua algunos vocablos, en su mayoría préstamos lingüísticos del inglés, entre los que se encuentran los “cliques” y “webrings”, que no son más que modalidades de asociación.
El clique es una comunidad Web, directorio o listado de Webs "originales" donde los autores tienen en común gustos, temas de interés o ubicación común.
Un webring es una cadena o anillo de sitios Web, de ahí su nombre, que se enlazan con otros de temática común, sin tener un sitio central que los agrupe y clasifique. En un webring todos los sitios colocan un código que lleva a otra página del webring, para que los visitantes que vayan una página puedan conocer otra similar.

Estos sitios personales han devenido también una alternativa a las omisiones o parcialidades de los medios tradicionales y a la incapacidad de estos de darle cabida a la “voz del otro”.
El hombre-internauta, con una herramienta como Internet en sus manos que le permite reproducir su voz hacia el infinito, no se resigna a ser silenciado y ha recurrido entonces a estas páginas personales que funcionan como medios de comunicación underground y ha construido la llamada blogósfera.
Los mecanismos reguladores que operan en los medios de comunicación tradicionales quedan sin efecto a este nivel personalizado dentro de la red pues usualmente sus “editores” no son profesionales de los medios, ni están sujetos a las rutinas productivas que silencian algunos temas o argumentos poco “apropiados”.
Los dueños de estás páginas establecen sus propias comunidades ya sean temáticas, regionales o de otro tipo, y en algunos casos se convierten en fuentes de información alternativas e independientes para aquellos que no se conforman con “notas oficiales”.
Fotocuba (www.renomassola.blogspot.com)
Luego de apropiarme de algunas herramientas elementales, yo también opté por “mudarme”. Elegí Blogger.com porque ofrece la posibilidad de personalizar una página más allá de la apariencia, y además brinda, a mi modo de ver, ciertas facilidades de publicación en comparación con otros sitios.
La idea primera era tener un lugar donde mostrar mis llamadas fotos de autor que usualmente no tienen espacio en la publicación para la cual trabajo, motivación que estaba en sintonía con las características de los weblogs. Fotocuba surge entonces como un sitio de fotografías sobre Cuba donde prima la realidad cotidiana desde mi perspectiva personal.
Después de los rudimentarios e imprescindibles pasos iniciales, la página fue creciendo. Ha sido grata la experiencia de constatar cuántos nuevos usuarios acceden cada día y leer los comentarios que algunos dejan. Este es un nuevo pretexto para intercambiar opiniones sobre fotografía, y sobre Cuba. También me ha permitido establecer relaciones profesionales con homólogos del mundo.
Para darla a conocer me aproveché de la torpeza de algunos amigos y colegas que exponen la larga longaniza de destinatarios a quienes envían sus e-mail. Esos fueron mis primeros lectores potenciales y los he mantenido al tanto de las actualizaciones de mi blog.
Luego de esta primera “intrusión”, muchos colegas del patio me enlazaron y también gente de otras latitudes. La inscribí además en cuanto directorio de blogs encontré y esta fue, sin dudas, una de las claves para atraer visitantes.
Hay que decir que en las páginas personales funcionan los mismos principios que para las oficiales o de dominio propio. No basta que exista. Eso no garantiza que se conozca. No al grado que quisiéramos. Es importante dotarlas de meta datos, etiquetas o palabras claves que les permita hacerse accesibles a los buscadores.
Otros recursos empleados son los contadores de visitantes, el monitor de estadísticas y lo que prácticamente garantiza su supervivencia, los enlaces. Más adelante veremos por qué.
Los blogs están concebidos para que cualquier simple mortal, analfabeto o no en HTML y otros lenguajes de programación, pueda tener su sitio personal en la Web. Un bloguero, medianamente interesado, puede modificar la plantilla inicial y hacer de su presencia en Internet un portal original y personalizado; lo que, junto al contenido, constituye otro de los atractivos de estos sitios....

La ponencia completa en:

http://lentecubano.blogspot.com/2007/05/la-opinin-la-gran-mudanza-ren-prez.html

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Andrés -

Los periodistas cubanos poseen conciencia crítica;pero también antiimperialista.Buen congreso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Al Godar -

El periodismo cubano (de la isla) tiene un reto y el congreso de la UPC es una oportunidad.
Muy acertada la mudanza de Massola.
Saludos,
Al Godar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres