Blogia
regalado.blogia.com

Pinar del Río un día antes del huracán Ike

Pinar del Río  un día antes del huracán Ike

Antes del segundo golpe de la naturaleza recibido por la provincia de Pinar del Río hicimos este reportaje en el municipio de Bahía Honda, en la costa norte vueltabajera. Lo cortamos y  pegamos para que los lectores tengan una idea acerca de que sucede cuando se está a las puertas de la entrada de un segundo huracán. A solo ocho díaz del azote de Gustav las labores recuperativas marchaban a buen ritmo sin embargo, llegó Ike a atrasar lo ganado, como en una pelea contra demonios imbatibles; pero los isleños siguen el enfrentamiento.

Esto fue el lunes ocho de septiembre, un día antes de la entrada de Ike:

Pinar, en espera del segundo golpe

 

                 Por Zenia Regalado

 

 

 

Bahía Honda: La provincia más occidental de Cuba se prepara en espera de un segundo golpe. El refrán “guerra avisada no mata soldado” se respira en territorios como Bahía Honda, La Palma y Viñales, según comprobó este equipo de reporteros durante un recorrido realizado ayer lunes.

Se colocan sacos con arena en los techos, cabillas de hierro, vigas de madera y cuánto sea necesario para anclar en tierra una vivienda.

En Bahía Honda y por vez primera en su historia, además de los tradicionales centros educacionales  también se acondicionaban ayer para recibir evacuados numerosos centros laborales que tienen edificaciones sólidas, como la empresa pecuaria, la peluquería y otras instalaciones de la cabecera municipal.

Desde la 1.00 de la tarde comenzó la evacuación de personas que residen en zonas costeras, con peligro de inundaciones o con viviendas como El Morrillo, Carenero, Cayo Guanaja.

Jorge Luis Valle Portales, presidente del consejo de defensa municipal, precisó a los reporteros que en cuanto a la entrega de materiales las máximas autoridades de la provincia orientaron durante un recorrido por este territorio detener la entrega hasta el paso de Ike y asegurar cada recurso que ya está en almacenes.

En el punto de entrega El Algarrobo, en la cabecera municipal, Mireya Rodríguez Maura, y otro grupo de trabajadores aseguraban los múltiples recursos que siguen llegando a dicho lugar.

Se han entregado ya más de 10 000 tejas de asbesto cemento y se recibieron otras 8 000. Los vecinos beneficiados, como Ada Iris Rosales, en el sitio conocido como el volador de San Miguel, ponían en práctica múltiples alternativas para que los vientos de Ike no les llevaran los materiales recibidos después del azote de Gustav, en una pelea contra la naturaleza en la que el empeño individual se pone a prueba; pero nadie se queda cruzado de brazos dejándolo todo al azar.

Y esta pelea no es solo pinareña. En el camino de nuestro recorrido encontramos al soldado Efrén Chávez Verdecia, de 19 años, y al subteniente Antonio Garbey, de 21 años, perteneciente a un regimiento del MINFAR de Santiago de Cuba.

Garbey vive en Santiago de Cuba  y ya se había comunicado con su familia después de la entrada de Ike por el oriente del país. “Aquí estaré hasta que sea necesario. Este es mi combate”, expresó.

Efrén vive en Campechuela, provincia de Granma, y aún no ha podido comunicarse con su familia; pero igual manifestó su disposición de permanecer junto a los pinareños.

LA SEGUNDA PLANTA DE SU CASA SE CONVIRTIÓ EN ESCUELA

En la fina La Victoria,ubicada  en Río del Medio, Las Pozas, a 18 kilómetros de la cabecera municipal de Bahìa Honda, Félix Pérez Paula y su familia ya convirtieron en escuela la segunda planta de su casa.

La escuelita rural vecina Boris Luis Santacoloma, fue derrumbe total durante Gustav.

 Tradicionalmente y durante todo mal tiempo sus medios: dos televisores, un video, una computadora, dos convertidores y hasta los paneles solares, eran resguardados en casa de dicha familia, la cual después de Gustav, dijo que la segunda planta de su hogar podía ser empleada provisionalmente como centro docente.

En el vecindario todo fue afectado: el consultorio, el círculo social de la cooperativa, la bodega, por ello decidieron brindar su solidaridad con todos los demás.

Durante el azote de Gustav alojaron en la vivienda a 27 personas y cocinaron con un fogón pike, ahora están dispuestos a repetir la experiencia.

Félix trabaja en la ccs Teniente Juan Hernández. Él, su esposa Rosa López, y sus hijos están acostumbrados a tener siempre muchas visitas en su casa.

A pocas horas del azote de ike los vecinos se mantenían informados gracias al televisor de esta familia que funciona con la batería de un camión. De ellos nos hablaron en el consejo de defensa municipal.

No son los únicos. En otros sitios del territorio vueltabajero otras familias han tenido igual gesto, sobre todo en los municipios más afectados por Gustav.

Por la carretera de Bahía Honda hacia La Palma, nos cruzamos con dos familias de vecindarios rurales transportando sus pertenencias hacia la cabecera municipal de La Palma.

En el trayecto numerosos pobladores estaban subidos sobre los techos de sus hogares asegurándolos.

Poco antes de llegar a Los Jazmines, en Viñales, en un sitio conocido como curva el tarro, en el consejo popular San Vicente, los lugareños también anclaban sus moradas a tierra.

Uno de los vecinos, el capitán de las FAR Juan Carlos Hernández Pino nos dijo que aún no tenían electricidad, pero que la noticia de que la provincia sería nuevamente afectada ya se sabía en el sitio.

Allí la existencia de un pozo criollo en una de las viviendas y la solidaridad de sus dueños ha permitido que los demás también puedan satisfacer necesidades perentorias.

La cabecera municipal de Viñales tiene el preciado líquido desde el día siguiente del paso de Gustav- que castigó duramente a esa bella localidad- gracias a la activación de los grupos electrógenos en las fuentes de abasto.

Brigadas de linieros de ETECSA y de la Unión Eléctrica aparecían en el largo trayecto del recorrido contribuyendo a la recuperación.

Así estaba este lunes Pinar del Río: reponiéndose de un golpe y sin amilanarse ante la cercanía del otro, a sabiendas de que no lo hace en solitario.

 

Foto: Diego Estrella. En la zona rural que aparece en la foto, los dueños de la casita cuyo techo fue llevado por el huracán Gustav, alistan un bohío en el que guardan los arreos de sus animales, para esperar allí la entrada de Ike.

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jordan 12 -

The reply is extremely easy. It's allin how they perceive their troubles. Yes, each and every living person has troubles. A problem-free everyday life is definitely an illusion-a mirage inside desert. Accept that simple fact.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nike Shox Turbo -

Between grief and nothing I will take grief. (William Faulkner, American writer)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres