Blogia
regalado.blogia.com

Si tiene fiebre vaya al médico. Prevención. A (H1N1)

Si tiene fiebre vaya al médico. Prevención. A (H1N1)

 

Según  la Organización Mundial de la Salud (OMS),  el AH1N1 ha provocado 4 108 fallecimientos y al menos 343 298 infectados. La pandemia ya se extiende por más de 190 países.

 

 

 

 

 

 

 

 

“La mejor medicina no es la que cura, sino la que precave”. Esta máxima bien la conocemos los cubanos acostumbrados a la socialización de los temas vinculados con la salud, a tal punto que medios de prensa escritos, radiales y televisivos tienen incorporados desde hace años espacios permanentes dedicados a la prevención.

Y con esa idiosincrasia cubana lista para hablar y conocer de todo, también en cada esquina aparecen personas dispuestas a recetar ante el menor síntoma de cualquier “andancio”, como afirma una vecina.

Por estos días, en consonancia con el anuncio mundial de una nueva oleada de la gripe A(H1N1) en el otoño y en el invierno, surgen nuevos spots televisivos que recomiendan asistir al médico si:

-Fiebre por encima de los 38 grados.

-Dificultades respiratorias

-Diarreas

-Secreciones Nasales

-Dolores

 

Este aumento de la información preventiva nos parece, a nuestro juicio, muy oportuno ya que en la confianza está el peligro. En las cercanías al edificio en el que vivimos conocimos de un reciente caso con todos estos síntomas sin embargo, tardó en ir al médico, cuando lo más conveniente es hacerlo inmediatamente. Por suerte no tuvo complicaciones.

Insisten los medios de comunicación que ni en círculos infantiles, escuelas ni centros de trabajo deben permanecer las personas con síntomas de ese tipo para evitar la propagación.

El dos de octubre la prensa cubana publicó una información brindada por el  doctor Luis Estruch, viceministro de Salud Pública, en la  Comisión de Salud del Parlamento Latinoamericano, quien aseveró  que la llegada del otoño y el invierno es un desafío para todos los gobiernos de la región, incluida Cuba, ya que se vaticina un notable incremento de la pandemia, enfermedad que afectó hasta la fecha a 435 personas en la isla.
Esta misma fuente significó la importancia de desarrollar acciones preventivas en círculos infantiles, escuelas, centros laborales y en el barrio, y destacó que las embarazadas y los menores de cinco años son los grupos más vulnerables a contraer la enfermedad.
Señaló igualmente en la nota difundida por la AIN que todos los casos de personas enfermas fueron detectados en aeropuertos o fronteras, y entre la misma población, ya que el virus circula en la nación.
Estruch explicó cuán vital resulta el sistema de atención primaria en esta batalla, sobre la cual no hay aún percepción de riesgo, e insistió en las medidas higiénico sanitarias orientadas y en que ante el mínimo catarro se acuda de inmediato al médico.

 

¿QUÉ ES LA INFLUENZA?

Es una enfermedad respiratoria aguda contagiosa, transmitida por tres tipos básicos de virus: A, B y C. El de la influenza A tiene subtipos, determinados por los antígenos de superficie hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N), los cuales varían constantemente. De tal manera se han identificado más de cien mutaciones.

Su presencia surge de forma moderada a grave, e infecta a aves, cerdos y humanos. Esto  la distingue de la influenza B, que sólo ataca a estos últimos y es más leve. En tanto, el C no se ha asociado a epidemias y rara vez nos afecta. La influenza A se aisló en 1933 y el B en 1936, lo cual permitió la caracterización y desarrollo de vacunas.

TRES EN UNO

El peligroso H1N1.  Por primera vez surgió una cepa del H1N1, que combina los tres virus: el de la influenza aviar, la porcina y la clásica estacionaria humana. Desde marzo, el mundo le tiene los ojos encima.

Fue en Matanzas donde se detectó el primer caso importado en Cuba. Allí se ha comprobado que existe circulación del virus entre la población.

El periódico Girón de esa provincia realizó un reportaje sobre el asunto y entrevistó  a los doctores José Manuel Morales Rigau, vicedirector del Centro Provincial de Higiene y Epidemiología, y Pedro Gómez Murcia, especialista en enfermedades respiratorias.

Ellos explicaron que sus síntomas son fiebre, dolores de cabeza, garganta, musculares y articulares, malestar general, secreción nasal, tos, expectoración y falta de apetito. A veces puede cursar con vómito y diarrea.

Su evolución por lo general es de forma benigna. En más del 95 por ciento de las personas transcurre como un virus estacionario clásico. Está de tres a cinco días incubándose de modo asintomático. A partir de entonces comienzan los signos, que pueden durar hasta una semana, en dependencia de la resistencia del organismo y la existencia de otras patologías de base. Hay casos, incluso, en que por la acción del sistema inmunológico, no llega a enfermarse.

Sus vías de transmisión son de persona a persona, a través de las microgotas de saliva generadas por la respiración, tos y estornudo. Puede mediante objetos de uso común. El virus es transmisible sobre todo por contacto directo, de ahí la necesidad del aislamiento.

 

El virus puede llegar a ser letal. Cada año en el mundo muere un millón de personas por influenzas estacionales, esa que los cubanos acostumbramos a llamar con los personajes negativos de las telenovelas brasileñas.

Afirmó la propia fuente que “Ahora, este virus H1N1 que al principio se pensaba iba a ser demasiado peligroso, resultó menos mortal de lo esperado. Su letalidad es muy baja. La mayoría de los fallecidos en el mundo son individuos cuyas edades oscilan entre 20 y 50 años, que por falta de atención médica, asistencia tardía, o complicaciones con otras enfermedades de base, derivan en neumonías”. 

VITAMINA C Y GRUPOS DE RIESGO

Afirmaron los especialistas que la vitamina C se indica, y está en muchas propagandas, pero sólo ayuda a contrarrestar, ni cura ni evita la transmisión. Tampoco la aspirina.

Entre los grupos de riesgo se encuentran los adultos jóvenes, por tener registrado en su mapa genético menos enfrentamientos a otras influenzas. También los portadores del VIH, diabéticos, asmáticos, y todo aquel con enfermedad crónica asociada. Asimismo, las embarazadas quienes por el proceso de gestación y los cambios hormonales, suelen ser más vulnerables a las infecciones. Este virus ha mostrado cierta agresividad sobre ellas, de ahí que se adopten medidas extremas en su cuidado.

En Cuba está en proceso de investigación y experimentación una vacuna, aunque hay otros que sí la poseen, como es el caso de China, ya en fase de comercialización. “Cuando dispongamos de ella, se priorizarán los grupos de riesgo”, subrayaron los entrevistados.

Asevera el reportaje que todos los casos reportados, se tratan con el mismo proceder del H1N1. Los casos más críticos o grupos de riesgos se ingresan en hospitales territoriales, donde se les aplica un antiviral denominado oseltamivir en tabletas de 75 gramos.

OTRAS MEDIDAS

-Mantener las casas ventiladas y limpias.

-Los utensilios personales deben estar identificados.

-No toser ni estornudar encima de los demás.

-Lavarse las manos de forma constante, y abstenerse de ir a lugares públicos.

-El Decreto ley 123 sobre propagación de epidemias, faculta a los inspectores para multar a los infractores y los administrativos que  permitan la circulación y permanencia de personas enfermas.

El artículo íntegro en:

http://www.giron.co.cu/Articulo.aspx?Idn=1625&&lang=es   

 

SITIO WEB CUBANO SOBRE LA PANDEMIA

 

http://www.sld.cu/sitios/influenzaporcina/  

 

 

 

PÁGINA DE LA OMS SOBRE SITUACIÓN MUNDIAL

 

http://www.who.int/csr/disease/swineflu/notes/pandemic_influenza_vaccines_20090924/es/index.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres