Blogia
regalado.blogia.com

Dos días con menos frío

Dos días con menos frío

 

Llevamos dos días con temperaturas más cálidas, aunque frescas, y ello es un respiro después de 14 jornadas continuas con marcadores en el termómetro a los que no estamos acostumbrados.

 

Ayer embullé a mi hija a pasar por la heladería y desconectar un rato de las rutinas diarias.

 

En la mesa un pequeñín de dos años nos castigó con sus travesuras y provocó nuestra risa. Son los niños enviados del amor y la paz, como lo sigue siendo el Principito para muchos adultos.

 

¿Por qué será que después de las noticias de desastres siempre nos ponemos a pensar acerca de la vida?.  Y llegan a esos repasos cotidianos todas las voces. Será el río interno de nuestras emociones controladas por el cerebro quien de verdad prime en esa sinfonía.

 

¡Tomemos helado¡, recuerdo que le dije a mi hija. Y fue como si descubriera de repente un mundo acabado de dibujar, propio, real, común, simple, al alcance de la mano y en el que bien sabemos que es lo que no queremos.

 

Construimos así un pequeño espacio de sol, como el que asoma ahora por la persiana y nos anuncia que podemos lavar la ropa de 15 días que se acumula a la espera de un cese en las nubes y de las insoportables temperaturas de la semana anterior.

 

Parecía que allí cerca, sentada en otra silla, una anciana de mirada pícara y de pelo rizo nos miraba complacida. La misma que hace años nos llevaba a un pinar para ver el balanceo de las ramas mientras el viento conversaba con ellas.

 

 

    

 

 

.

 

 

    

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Julio -

Cuba parece una pecera. todo el mundo le mira, por qué no miran también la entrada de las tropas de USA en Colombia y su expansión por todo el continente. Los yanquis siempre han mirado con prepotencia a Amércia Latina, pero ella ha dicho basta y echado a andar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

elprincipito -

La prensa oficial no pudo esconder, sin embargo, la muerte de 26 pacientes –algunos afirman que la cifra se acerca a los 40– por hipotermia y padecimientos asociados al abandono. Se largaron de esta vida en unos días fríos de enero, mientras se apretujaban cuerpo sobre cuerpo sin poder con ello evitar el final. Los pícaros, por su parte, se edificaban casas con los dividendos del robo y creyeron que nunca nadie detectaría sus desfalcos. Hoy, en el hospital se investiga a los responsables en medio de un despliegue policial para que no se acerquen los curiosos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres