Blogia
regalado.blogia.com

 Primero de enero

 Un primero de enero de 1959 se abrieron las esperanzas para aquellos que en Cuba ya las habían perdido: los campesinos analfabetos, los niños con el vientre lleno de parásitos, los negros que eran tratados como seres inferiores.

Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas, era llamada la Cenicienta por su altísimo nivel de insalubridad, su bajo desarrollo y las pésimas condiciones en que vivía su población.

La poliomielitis hacía de las suyas y dejaba semi paralíticas a las personas.

Las familias de los terratenientes pasaban sus vacaciones en los Estados Unidos, tenían cuatro fotingos y hacían “obras de caridad” para regalarle ropa usada a los pobres y sentirse bien con dios alguna vez en la vida.

Mientras, en los campos, la inmensa mayoría vivía en bohíos, sin letrinas, dormían hasta ocho en un camastro sin colchón. Muchas  familias tenían un niño muerto en su historia, y todos de enfermedades curables.

Las mujeres eran las criadas de toda su familia, sin instrucción y tratadas como seres inferiores.

Cuando todas esas personas conocieron que habría un cambio, ni lo pensaron, se enrolaron en él.

Así fue de diferente el Primero de Enero de 1959.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

nuvolaglia -

Mucha gente no sabía de ello. Una làstima será siempre saber que existe gente padeciendo de igaul forma, aún ahora, pero en el Africa y en Oriente. Ellos sólo se limitan a verse morir. Ahora, en este nuevo año, esperamos lo de siempre, un poco de tranquilidad y éxitos personales, pero lejos de nosotros, de algunos, siempre alguien estará padeciendo. Siempre.

Hannah -

No me queda más que adherir y unirme a todo lo dicho por Tenessor, Ivan y Zuriñe; sigamos pues en la brecha cada día de este año que se inicia.

Un abrazo

Hannah

Hernán -

Hola...... te deseo de todo corazón un muy buen año 2006 para ti y tu gente.... (no me sabía la historia del 1 de Enero...)

Chauu.....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Zuriñe -

Deseamos todos que eso no vuelva a ocurrir, pero desgraciadamente ocurre constantemente, en muchas partes del globo, y África es ahora la reina de este tipo de insalubridad. Esperemos que la pobreza se vaya erradicando cada año un poco más. Un abrazo cálido

Ivan -

Feliz 47 aniversario de la revolución de la esperanza a todo el pueblo cubano. Has sintetizado muy bien lo que significó el 1 de enero de 1959. Ojalá llegue el día en el que todos los pueblos podamos celebrar aniversarios de este calibre!
Y personalmente Zenia, te deseo un feliz año nuevo, y que este 2006 esté lleno de alegría y amistad para tí y para tus seres queridos.

Panurgo -

Así fue, como lo cuentas, y así hay que celebrarlo, aunque en ocasiones, los medicamentos, a la larga, provocan nuevas enfermedades. Ojalá este 2006 os llegue el cambio definitivo que tantos esperan en Cuba.
Abrazos.

Tenesor -

Amiga Zenia:
Cada vez que comienza un año, aunque sea de manera simbólica, podemos proponernos cambiar. Me alegro de que el uno de enero de 1959 los cubanos se propusieran cambiar la historia; erradicar las enfermedades, el analfabetismo y otros tantos males curables que no interesaban a las clases gobernantes. Parece que así ha sido.
Para el próximo 2006, deberíamos conjurarnos para quitar las vendas de tantos ojos y seguir luchando contra falsimedia.
Un abrazo desde Canarias.
Saludos cariñosos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres