Blogia
regalado.blogia.com

RIESGO EN LAS PRÁCTICAS SEXUALES

 

             

¿EN QUE CATEGORÍA ESTA EL SEXO ORAL?

 El sexo oral no es totalmente seguro, un estudio del Centro de Control de Enfermedades de EEUU en 1999 estimó que el sexo bucogenital receptivo no protegido tiene un riesgo promedio de 0.04% (uno en 2.500). El sexo anal desprotegido daba un riesgo de 0.82% (uno en 122); usando preservativo, el riesgo baja al 0,18% (uno en 556) promedio.        

     Y además, varias ETS (gonorrea, sífilis, clamidia) se transmiten por este medio. Hay algunos casos de infección VIH por este medio, sobre todo con eyaculación en la boca. Para minimizar el riesgo, hay que usar preservativo; de lo contrario se debe evitar la eyaculación en la boca, y  abstenerse si hay llagas o cortaduras. Estudio Rothenberger 1998[i][i]    

         Esta reseña ratificó que la transmisión bucogenital del VIH es más difícil y menos común que la transmisión anal o vaginal, y que todos los casos documentados implicaban eyaculación en la boca del receptor.             Un gran grupo de estudios (que suman miles de casos en quince años)  no encontraron que el sexo oral fuera un factor de riesgo por sí mismo. [ii][ii].

 Otros estudios probaban  que  era  riesgoso[iii][iii]   asociado  a otras circunstancias: fumar crack, prostitución, lesiones en la boca. Un último grupo documentaba infección por sexo oral en casos anecdóticos o de pocos individuos.

Estudio Hecht 2000 .El estudio Hecht demostró que la infección bucogenital es posible de pene a boca, y afirmó que ocho de 122 hombres recién infectados se habían infectado por sexo oral. La prensa agrandó el riesgo (afirmó que era el  8%, no el 6.6 %), sin marcar las flaquezas del estudio: no es probabilística, el muestreo no es representativo, cuatro de los infectados habían tenido además sexo anal con preservativo, y no aísla como factor la eyaculación en la boca (siete de los ocho la habían recibido) o las llagas (cuatro las tenían)

Estudio Page-Shafer 2001. Kimberley Page-Shafer estudió a 198 hombres que no se inyectaron drogas ni hicieron sexo anal o vaginal durante el estudio. El 98% tuvo sexo bucogenital sin protección con dos parejas como promedio; el 20% de las parejas eran infectados de VIH. Una persona se volvió positiva, y había adquirido el virus antes. La investigadora afirma que la probabilidad de adquirir VIH a través de sexo oral es muy baja; no igual a cero, porque su grupo de muestreo es pequeño.     

  Este estudio muestra que el sexo oral es más seguro que el sexo anal, tanto con condón como sin él.  ¿EXISTE EL SEXO SEGURO? El sexo seguro es el conjunto de prácticas sexuales que minimizan el riesgo de infección. Esto incluye el sexo anal protegido (la penetración con preservativo), que también tiene riesgo: puede deslizarse fuera del pene, perder o romperse, generalmente por mala colocación.

No hay sexo 100% seguro, pero algunas prácticas son más seguras que otras. Algunos eligen desalentar el sexo peligroso (Suecia recomienda no hacer sexo anal) y otros alientan el sexo seguro (En EEUU se dice “un preservativo por cada relación”. 

NOTA. Perdí la dirección de donde tomé estos interesantísimos datos. Excúsenme



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres