Blogia
regalado.blogia.com

Antonio Machado: Cantares

Antonio Machado: Cantares Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre el mar.

Nunca persequí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...

Nunca perseguí la gloria.

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...

Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso...

Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante no hay camino,
se hace camino al andar..."

Golpe a golpe, verso a verso. Antonio Machado (1875-1939), poeta y prosista español, perteneciente al movimiento literario conocido como generación del 98. Probablemente sea el poeta de su época que más se lee todavía.La Guerra Civil le impulsó a escribir poemas de tipo circunstancial y político, como ocurre en La guerra, de 1937, que no desdicen de su producción anterior. 




¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Zenia -

Yoamel.

Hermoso lo que compartes:
Ven, humano semejante...

Cuánta necesidad hay de que el hombre vea así a sus congéneres. se acabarían las guerras por un pedazo de tierra, u otra posesión de cualquier tipo. Hoy y siempre es necesario este llamado a la paz.

yoamel -

Al parecer lo de Zenia es contagioso.

Yoamel -

Me sumo entonces, este lo leí en el blog de una intelectual española y me gustó mucho, creo que es de ella misma. Si pertenece a algún otro poeta perdonen mi incultura, pero nunca antes lo escuché.

Ven,
ven, humano, semejante, y vayamos
de la mano,
carencia con carencia,
por la inocencia de nuestra
desnudez,
mano con mano, sentir con sentir,
en la vibración armónica
de nuestro ser,
en busca,
de la fuente del agua viva...
y no lloremos,
si aun nos falta el mar.

Ven,
ven, humano, semejante, y vayamos
e la mano,
hambre con hambre, y sed con sed,
por el campo de nuestros despojos,
cuerpo con cuerpo,
acción con acción,
a sembrar,
y cultivar el trigo...
y no lloremos,
si aun no tenemos pan.

Ven,
ven, humano, semejante, y vayamos
de la mano,
sueño con sueño,
por las vigilias de nuestros terrores,
a construir,
la casa de esperanza...
y no lloremos,
si se apagó la luz.

Ven,
ven, humano, semejante, y vayamos
de la mano en el amor,
vida con vida,
hacía la luz y la alegría
de horizontes sin limites
ni separaciones,
y no lloremos,
si las fronteras de la tierra nos
agotan,
que en el amor no hay separación.
y la vida, la energía y el deseo,
brotan de nuestros corazones
a nuestra piel y a nuestra risas.

Ven,
Ven,humano, semejante,
y avancemos,
unidos de la mano,
y del espíritu,
alma con alma,
lentamente...

de C. M. Martin




Saludos y hasta pronto.

Zenia -

¡Bienvenido Kanaima¡.
Precioso poema el que compartes. Hay tanta muerte en él, pero después tanta Vida, siempre la Vida.
"Yo em voy a crecer con los muertos", sobre todo este verso es todo un mensaje.
Y sí, de la muerte debemos aprender, puede parecer paradójico, lo triste es que aún la humanidad no termina el aprendizaje.
Siempre te leo. Siempre me sorprendes. Hasta pronto.

Kanaima -

El poema anterior es de Leon Felipe, escrito en el exilio de los republicanos españoles.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Kanaima -

Me voy porque la tierra y el pan y la luz ya no son míos

Volveré mañana en el corcel del Viento.
Volveré. Y cuando vuelva, vosotros os estaréis yendo:
Vosotros los alcabaleros de la muerte, los centuriones
en acecho
bajo la gran ojiva de la puerta, los constructores de
ataúdes que al medir el cuerpo
amarillo de los que se van, con la cinta de metro y
medio
de los alfayates, decís siempre: ¡Cómo crecen los muertos!
¡Oh, sí! Los muertos crecen. El último traje que se
hicieron,
al amortajarlos ya les viene pequeño.
Crecen. Y apenas los entierran, rompen los tablones de
pino y los catafalcos de acero;
crecen después en la tumba, fuera de la caja, abren la
tierra como las semillas del centeno
y ya, bajo el sol y la lluvia, en el aire, sueltos,
y sin raíces, siguen y siguen creciendo.
Yo me voy a crecer con los muertos.
Volveré mañana en el corcel del Viento.
Volveré, ¡Y volveré crecido! Entonces vosotros que os
estaréis yendo
no me conoceréis. Mas cuando nos crucemos
en el puente, yo os diré con la mano:
¡Adiós, alcabaleros,
centuriones,
sepultureros!...
A crecer, a crecer,
a la tierra otra vez...
al agua,
al sol,
al Viento... al Viento...
¡Otra vez al Viento!

Zenia -

Disculpen las feas erratas que se me fueron, la poesía no se lleva con ellas.

Zenia -

Yoamel. Machado está entre los poetas favoritos de muchas generaciones.
Hermosa la frase, ¡cuánto yo cantaba esa canción¡.

¡Marcos¡. Ustedd estaba perdido. ¡Qué fragmento frandioso para pensar¡ ¡A la inmensa burrada¡



SUEÑO CON SERPIENTES
Autor: Silvio Rodríguez

Sueño con serpientes,
con serpientes de mar,
con cierto mar Ay!
de serpientes, sueño yo.
Largas, transparentes y en sus barrigas llevan
lo que puedan arrebatarle al amor.
¡Oh!
La mato y aparece otra mayor
¡Oh! con mucho más infierno en digestión.
No quepo en su boca me trata de tragar
pero se atora con un trébol de mi sien
creo que está loca le doy de masticar una paloma
y la enveneno de mi bien.
¡Oh! La mato...
Esta al fin me engulle
y mientras por su estomago paseo
voy pensando en que vendrá
pero se destruye
cuando llego a su estomago
y planteo con un verso una verdad.
¡Oh!
La mato y aparece una mayor
¡Oh!
con mucho mas infierno
en digestión.
La mato y aparece una mayor
¡Oooooooh!


SUEÑO CON SERPIENTES
Autor: Silvio Rodríguez
Sueño con serpientes,
con serpientes de mar,
con cierto mar Ay!
de serpientes, sueño yo.
Largas, transparentes y en sus barrigas llevan
lo que puedan arrebatarle al amor.
¡Oh!
La mato y aparece otra mayor
¡Oh! con mucho más infierno en digestión.
No quepo en su boca me trata de tragar
pero se atora con un trébol de mi sien
creo que está loca le doy de masticar una paloma
y la enveneno de mi bien.
¡Oh! La mato...
Esta al fin me engulle
y mientras por su estomago paseo
voy pensando en que vendrá
pero se destruye
cuando llego a su estomago
y planteo con un verso una verdad.
¡Oh!
La mato y aparece una mayor
¡Oh!
con mucho mas infierno
en digestión.
La mato y aparece una mayor
¡Oooooooh!


Marcos Solís -

"...mientras que el kibbutz del deseo no tiene nada de absurdo, es un resumen eso sí bastante hermético de andar dando vueltas por ahí, de corso en corso.Kibbutz; colonia,settlement,asentamiento, rincón elegido donde alzar la tienda final, donde salir al aire de la noche con la cara lavada por el tiempo, y unirse al mundo, a la Gran Locura,a la Inmensa Burrada, abrirse a la cristalización del deseo, al encuentro ".

"Rayuela ", Cap. 36

Yoamel -

Hola, muy refrescante el post y además muy sugerente. Machado es uno de los poetas que más invita a meditar al ser leído. Gracias por regalarnos con esos hermosos versos. Un saludo y nunca olvides que "Hoy es siempre, todavía"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres