Blogia
regalado.blogia.com

DIVERSIDAD SEXUAL EN CUBA

DIVERSIDAD SEXUAL EN CUBA Carlos y Andrés son pareja desde hace ya un buen tiempo. Además de la madre de Carlos, una mascota les acompaña en su vida hogareña: un dálmata de largas patas y rostro de buenazo que olfatea a todo el que transita por el pasillo del edificio, mientras mueve la cola alegremente.

Forman los cuatro una familia tranquila, discreta. Los fines de semana se les ve salir juntos, al teatro, al cine, a comer en algún lugar .

Andrés parece tener una buena solvencia económica, es amistoso, conversador, seguro de sí. Carlos es más introvertido. Todas las muchachas del edificio estuvieron enamoradas de él un tiempo atrás, antes de que cumpliera los 30 y cuando nadie le conocía ninguna novia.

Su espalda de nadador, el color bronceado de su piel y sus ojos almendrados, aunque de mirada esquiva, siempre fueron blanco de las apetencias femeninas; pero todas quedaron truncadas.

Ellas ahora se contentan con ser amigas suyas y aceptar que es diferente. Lo han hecho sin traumas, como si lo hubieran sabido de siempre.

En el mismo barrio, y con solo unas pocas casas de por medio, viven Jessisa y Cary. También son pareja, aunque la relación de ellas ha sido turbulenta, algunos escándalos en casa de Jessica, lo que motivó en primera instancia que los vecinos a primera hora movieran la cabeza cuando las veían pasar.

Ya terminaron también aceptándolo:  “total, si hay hetereosexuales que se la pasan fajados también el día entero”, argumentó una de las mujeres de mayor edad en la cuadra.

Son vivencias que se repiten en todas partes y que indican que el entendimiento hacia la orientación sexual del otro ha ido tomando caminos más flexibles.

Ayer aguardábamos en un lugar y pasó por la acera un hombre vestido como una mujer- solo su nuez de Adán le delataba -: cabello pintado de rubio dorado, la espalda al descubierto cubierta por una breve blusita negra de tirantes; un jeams pelviano, plataformas y una pequeña y graciosa cartera.

Contoneaba su cuerpo. Al pasar, varias personas se volvieron a mirarle, pero ni una sola emitió una palabra de ofensa, ni siquiera un silbido, como ocurría años antes.

¿Qué pasó después de la película Fresa y Chocolate? ¿Los prejuicios siguen siendo los mismos en una sociedad culturalmente machista por herencia?.

Estas y otras preguntas nos las hizo recientemente un lector de este blog, amigo de Cuba, por demás.

La respuesta a estas interrogantes es que algo ha ido cambiando en la conciencia social.

El Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX tiene una página en internet en la que se abordan múltiples detalles acerca de la diversidad sexual en Cuba y otros temas relacionados.

Su dirección es http://www.cenesex.sld.cu/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres