Blogia
regalado.blogia.com

MODA EN CUBA: PIERCING

MODA EN CUBA: PIERCING El periódico Juventud Rebelde http://www.juventudrebelde.cu/ colocó este domingo en sus páginas centrales un amplio reportaje sobre una moda que se amplía entre los jóvenes: los piercing.

Publica criterios de quienes lo usan, cita a sociólogos, médicos y psicólogos. El reportaje fue hecho por una estudiante de Periodismo. El periódico, es desde hace tiempo un aula docente universitaria a la que se vinculan alumnos de dicha carrera, quienes aportan nuevos puntos de vista a las páginas del diario.

El reportaje expone y orienta para que quienes copian esta moda de artistas y otros entes sociales -que se multiplican en la aldea mundial producto a la globalización- conozcan los pro y los contra de uso.

Hurga en las motivaciones y no con una mirada inquisitiva, sino de igual a igual, incluso, cita a un estudiante de periodismo que lleva un piercing en la ceja.

La mejor manera de reflejar un fenómeno social es acercarse a él sin prejuiciamientos y tratar de entender sus razones, que en este caso van desde: reafirmarse, diferenciarse, sobresalir, exteriorizar rebeldía, tal y como afirma uno de los entrevistados.  

Aquí seleccionamos algunos párrafos del reportaje:  

Desde tiempos inmemoriales el ser humano, impulsado por la religión, las supersticiones, el arte, la cultura, las costumbres, la estética o la moda ha colocado en su cuerpo insignias como los tatuajes o los piercing.

Aunque resulta imposible determinar con exactitud la aparición del anillado corporal o piercing, que en inglés significa perforación, se conoce que en Roma los miembros de la guardia del César usaban aros en los pezones para demostrar hombría, audacia y colgar.

Actualmente diversos grupos étnicos en el mundo colocan un piercing entre las dos fosas nasales, con el propósito de defenderse, adornar su rostro, diferenciarse del resto de los grupos tribales y conocer el estatus social del que lo lleva.

Asumir una moda, una conducta o un símbolo como lo es el uso de los piercing por los jóvenes, forma parte de los fenómenos vinculados con la globalización y el intercambio cultural de unas naciones con otras.

El acceso a internet y a otros sitios o espacios informativos donde son expuestas tendencias y costumbres de diversas regiones y la irradiación del consumo cultural, intervienen en la reproducción del piercing, principalmente, por los adolescentes que manifiestan en esta etapa determinadas necesidades desde el punto de vista material o espiritual.

«Muchos jóvenes perforan sus cuerpos porque esta práctica, importada de Europa y Norteamérica, determina aspectos de su actitud», afirmó la socióloga Eneycy Morejón.«La filosofía de la mayor parte de estos grupos es desinhibirse con relación al cuerpo, obtener la libertad en toda su expresión, el respeto a su espacio, no reprimirse ante nada y estar dispuestos siempre a vivirlo todo con intensidad, y los que pertenecen a ellos adoptan ese estilo y conducta. Cuba no se encuentra aislada del crecimiento de esta tendencia global», sostuvo también la socióloga.

Por su parte la sicóloga Ingrid Pedré Chávez, especialista del Centro de Orientación y Ayuda Sicológica, es del criterio de que llamar la atención de manera descoordinada, sobresalir por encima de la sociedad que no acepta determinados patrones, o identificarse con un grupo que asume una forma de pensar y actuar diferente a la preestablecida, pudieran ser las causas que originan este comportamiento. También imitar a cantantes o actores, seguir una moda, encontrar un espacio de realización dentro del entorno familiar y manifestar sus deseos.

El tránsito entre la niñez y la adultez presupone una serie de cambios que incluyen la búsqueda de la identidad, asumir las transformaciones físicas y psicológicas que aparecen y adquirir poco a poco la independencia.

Es por eso que intentan imponer sus normas, expresar sus demandas y autorrealizarse mediante el uso de estos objetos como insignia que los identifique o los distinga.

«Los piercing muestran en el individuo la necesidad de diferenciarse de sus iguales produciendo marcas en el cuerpo, con el propósito de obtener el reconocimiento y el aprecio frente al prójimo», expresó además la sicóloga.

Algunos consideran esta técnica como una forma de expresión artística, donde las personas pueden manifestar sus inquietudes, aspiraciones; desarrollar sus ideas y buscar un mejor estado físico y espiritual.

Venus Carrillo, estudiante de Periodismo, posee un piercing en la ceja izquierda: «No lo uso por seguir una moda determinada. Lo considero como un cambio trascendental en mi vida y un modo de marcar la diferencia. Para mí es una forma de exteriorizar rebeldía; un símbolo, una prueba».

La alteración voluntaria del aspecto físico se considera una forma de expresión no verbal, que sirve como vehículo de disímiles informaciones del individuo y revela el grupo al que pertenece, la edad, el sexo, la personalidad, el estatus y rol social del que las emite. El «nuevo» cuerpo es un reflejo de los sentimientos e imágenes que desea suscitar en el resto de los seres humanos.«Este fenómeno es resultado de una época histórica, donde determinadas corrientes o modas se expanden a diversos lugares del mundo y los jóvenes, que son los más vulnerables, reciben esa influencia», aseveró Ingrid.

La estudiante de primer año de Medicina, Elizabeth Ocaña, considera que los piercing no son una opción positiva para la juventud: «El uso de estos es físicamente perjudicial. Constituyen una agresión innecesaria a nuestros cuerpos y, además, violan la primera barrera de protección al perforar la piel y propiciar la entrada de gérmenes patógenos, o la transmisión de enfermedades mediante instrumentos mal esterilizados.

Los riesgos, por su vía de aplicación y método, son, entre otros, la transmisión de enfermedades víricas como Hepatitis (B, C y D) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA); además de tuberculosis, producto de la infección de bacterias u hongos. El contagio con alguna de estas enfermedades, debido al desconocimiento de medidas sanitarias, atenta contra la integridad física, psíquica y moral, por el daño que causa al cuerpo y a la imagen.

El empleo, en su fabricación, de metales derivados del níquel y no metales pesados como el titanio y el niobio ocasionan el rechazo a esos materiales por parte del organismo, lo que requiere una urgente retirada del piercing. También se producen infecciones bacteriales.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

yunia -

a mi me gustan los pigsis pero no en lugares estravagantes

Zenia -

Saludos Omar. Es la invasiòn de los aditamentos, y no se sabe a dònde llegarà.
Un abrazo. Hasta pronto

omar -

La moda del piercing no solo llegó a Cuba. por el sur del continente, esta muy difundida. Narices, cejas, ombligos y lenguas son los blancos predilectos.

Creo que Einstein decia que la mente humana tiene limites, pero la estupidez humana no los tiene.

Un beso desde Buenos Aires

Zenia -

Gerardo. Interesante tu punto de vista con trasfondo psicológico.
Cierto, es una manera de llamar la atención.
Si los adultos no les escuchamos, si no dialogamos con ellos,y tratamos solo de imponer, brotará la rebeldía de múltiples maneras, como ésta, que puede afectar hasta la integridad física facilitando la entrada de gérmenes.
Hay una frase que algunos acuñan: es lo moderno, ¿pero?...todo lo que nos vendan como moda en la aldea global debemos aceptarlo porque es moderno...
¿Quién nos venderá la moda del equilibrio del mundo, de la sencillez y la naturalidad?, ¿o es que ya esos conceptos pasaron de moda?.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gerardo -

Independiente de los prejuicios, los jóvenes están intentando llamar la atención de los adultos, asombrarlos, remecerlos, decirles: Hey, adulto yo también estoy aquí.
Lo triste de esto es que los jóvenes tengan que llegar a cercenar y agredir sus cuerpos para que los adultos nos pongamos en alerta.

Zenia -

Isván. Un abrazo fraterno.
¡Cadena Agramonte cumpliò 50 años¡.¡Toda una veterana¡

Isván Cano -

Comparto al ciento por ciento tu opinión Zenia,
una brazo y le daré tus felicitaciones a mi papá.

Zenia -

Joan. Mis saludos. Tendrìa que responderte desde tres ángulos: periodista, madre y mujer de màs de 30.... ja ja ja ja .
Tengo una hija de 15 años que no lleva piercing y que me ha comentado que no los necesita y que no le gustan.
En su grupo de preuniversitario una estudiante - una sola- lleva uno en el ombligo, es bastante rebelde en su aula, procede de una familia disfuncional, con problemas entre sus padres...
En mi opiniòn,cuando el equilibrio emocional de una (un) adolescente -edad de cambios- es afectado por otros elementos, ellos se hacen màs vulnerables a romper reglas.
En lo personal nunca me he hecho una marca sobre mi cuerpo, no he sentido ni la necesidad ni el deseo de hacerlo.
Como profesional creo que se trata de un fenòmeno producido por la globalizaciòn de las modas, por la imitaciòn.
¿A dònde irà a parar el mundo por ese camino? Cualquiera sabe.
Figùrate, las latinas ya no quieren ser lo que son. Hay naciones donde la invasiòn de cabello rubio es como una clonaciòn de Marilyn Monroe.
¿Entonces lo indio, lo negro, lo mestizo está destinado a desaparecer por obra y gracia de la transculturaciòn?
Toda copia generalmente es deficiente.
Lo autòctono tiene para mì un gran valor, lo que nace desde dentro, con una identidad propia.




Joan Guerrero -

Bien de que la jóven periodista viera distintos puntos de vista. Me gustaría saber, Zenia, qué parecer tienes ante esta práctica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres