Blogia
regalado.blogia.com

HURACÁN GUSTAV: CUBA. PINAR DEL RÍO

HURACÁN GUSTAV: CUBA. PINAR DEL RÍO

Historias de huracán

Pinar del Río: Ángel es viudo. No tiene hijos ni personas que le atiendan en su postración de tres meses, provocada por una fractura de cadera. Personal especializado en geriatría en el Hospital Provincial León Cuervo Rubio, de la capital provincial, no lo han dejado abandonado, ni a él ni a otros dos ancianos que se encuentran en situación similar.

“Aquí tienen la alimentación segura y se le curan todos los días las lesiones provocadas por el encamamiento. Un equipo de guardia les preserva la vida”, afirmó  - pocas horas antes del azote de Gustav-  la enfermera Maritza Valdés, quien dejó a su hijo con una vecina para cumplir con su deber, como otros cientos de trabajadores del sector  de la salud.

Esta mujer, junto a la asistente Caridad Lazo Lugo,  batallaba con un abuelo en estado de extrema gravedad. Se veía ecuánime, como si en su propio hogar no hubiera dejado suficientes preocupaciones.

No son historias insólitas, son comunes ante contingencias de este tipo, aunque en esta ocasión la incidencia es mayor, pues es la primera vez desde 1944 que un ciclón de esta categoría atraviesa la provincia, pues los anteriores han estado por debajo en intensidad.

A mitad del  recorrido conversamos con Anayansi, otra enfermera que partía hacia su policlínico: el Turcios Lima, en la capital provincial. Su hijo quedó en casa con los abuelos para que ella pudiera cumplir con su guardia y contribuir, si llegara el momento, a salvar vidas hasta debajo del azote de los fuertes vientos.

Todas estas mujeres asumen sus funciones de manera natural, como quien resta importancia a las situaciones extremas: es el heroísmo arropado con la mayor sencillez.

Medidas organizativas tomadas con anticipación para que cada quien sepa qué debe hacer, y dónde debe estar en momentos como estos, son las que permiten que ante un señor huracán como Gustav las personas se comporten sin pánico, seguras de que nadie quedará abandonado a su suerte.

A la hora de escribir estas líneas todo estaba listo para llegar, si fuera necesario, a las

190 000 personas evacuadas, un número significativo de ellas en casas de familiares y amigos y en 147 albergues, sobre todo para los habitantes de las 19 comunidades costeras de Vueltabajo, entre ellas La Coloma.

 

Cobertura al paso del huracán Gustav en el periódico de la provincia de Pinar del Río :

 

 http://www.guerrillero.co.cu/

 

También en Juventud Rebelde, en los enlaces de mi blog.

 

A los amigos que leen esta bitácora les comento que mi familia está bien protegida, el apartamento de microbrigadas en el que vivo fue construido en 1993 y está ubicado en una segunda planta. No hay ríos cercanos ni peligros de inundación.

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Alvaro -

Gracias por tus reportes, me alegro saber que tú y tu familia están bien. Las noticias hoy son positivas, ahora les toca la tensión a los de Nueva Orleans...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

omar -

Zenia: deseo que estes bien, tanto vos como tu familia y que lo peor haya pasado para tu pueblo, que tambien es el mio.

Un beso desde el sur del continente


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres