Blogia
regalado.blogia.com

  La nochebuena
 
....... y aquella niña que fui
 

La Navidad, tal como la conocemos hoy, es una creación del siglo XIX. El árbol de navidad, originario de zonas germanas, se extendió por otras áreas de Europa y América.

Actualmente, la Navidad es una fiesta más profana que religiosa. Es tiempo de gran actividad comercial e intercambio de regalos, reuniones y comidas familiares.
En los países de América Latina, de arraigada tradición católica, se celebra especialmente la Nochebuena (24 de diciembre) con una cena familiar para la que se elaboran una diversidad de platos, postres y bebidas tradicionales.
Recuerdo esos 24 de diciembre de mi infancia con especial nostalgia. En casa de mis abuelos maternos se montaba una larga mesa en el patio, con el mantel para las visitas.
Se asaban en púas hasta tres cerdos y para el banquete se reunían mis cuatro tíos, con sus respectivos hijos y esposas, mis abuelos, mi mamá, mi papá y yo.
Nadie como mi abuela para organizar estas recholatas que han quedado prendidas en mi memoria y que llegan hasta estos días con el olor de diciembre, una mezcla de campanillas multicolores- un tipo de flor que crece silvestre por acá en este último mes del año-, sumado al ajo dorado y las especias de todo tipo para condimentar la carne.
Mi abuela – que no está desde 1991 y que aparece siempre de vuelta en la vida de aquella niña de trenzas rubias que fui, colocaba una vasija en la herida que le daba al cerdo uno de mis tíos- mientras yo me escondía para no oírlo gritar – y recogía aquella sangre para hacer con ella un delicioso dulce que yo comía como si tuviera la más exquisita marca de la mejor repostería del universo.
Aquella costumbre ya no se practica y quedó guardada en un rincón tibio de la memoria.
Después de la suculenta cena se compartía y los adultos bebían. Luego, a las doce de la noche, llegaban unos cantadores, algo así como juglares, e improvisaban una serenata. 
 A duras penas yo podía mantener mis ojos abiertos hasta tal hora, pero la curiosidad me mantenía en vela junto a mis primos y primas.
¡Qué adorable aquella casa toda llena de gente¡, y en la que quedó un pedazo grande de mi vida.
 
 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

zenia -

¡Bienvenida Rosa¡. ¡Que bueno que ahora tu familia aumentó¡ Ese calor humano y el apoyo de ellos es muy beneficioso.
Realmente la soledad es triste.
¡Feliz Navidad¡. Un beso a los tuyos.

Rosa -

Zenia, esas noches navideñas, han sido para mi siempre una ilusion, no tuve la oportunidad de contar con una familia grande, mis padres y abuelos murieron siendo yo muy niña y alli se han quedado en mi recuerdo, queriendo tener siempre esa navidad llena de gente en el hogar, pero ahora, aunque somos pocos en casa, la pasamos juntos y sientendolos a ellos cerca en nuestros pocos recuerdos y en nuestro corazon, que tengas una feliz navidad, saludos. Rosa

Zenia -

¡Bienvenido Gerardo¡. Que la pases bien junto a los tuyos.

Gerardo -

Zenia: Muchas felicidaes en estas fiestas, un abrazo y un beso.

zenia -

JULIOOOOO. ¡UN ABRAZOTE¡Tienes razón. El monto del dinero y de los regalos que compran quienes pueden en el mundo no sustituye el calor familiar.
"No hay mejor palacio que la casa de familia", dijo un pensador nuestro, el más universal de los cubanos: JOSÉ MARTÍ.
¡Que pases buen fin de año¡
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Julio -

¡Qué bonito leerte! Trae recuerdos de la infancia a la memoria, momentos inolvidables.
Me sigue gustando mucho la Nochebuena, en especial por las reuniones familiares y recuperar un cierto espíritu de compasión y solidaridad,... no sé.
Es cierto que todo se ha comercializado mucho, pero yo sigo quieriendo sentir ese espíritu de la vida y el amor en su plena realización.
Feliz Navidad en compañía de los tuyos, compañera!

Zenia -

Almena: ¡Qué bien que las remembranzas son universales , y que has podido llevar atrás también tu máquina del tiempo¡ . Saludos navideños.

almena -

Zenia, cuántos recuerdos me ha traído tu post...
tantas cosas parecidas en mi infancia... ha sido como volver a sentir aquel aire, aquel aroma, aquel calor familiar...
Un besito, preciosa.
Y que sea para ti una hermosa y feliz NAVIDAD

zenia -

HOLA ENRIQUE.
Será la próxima vez, es un evento que siempre nos deja mucho desde el punto de vista
espiritual y es una manera plena de palpar el pulso de este arte en nuestro continente y en el mundo. ¡Felices días de fin de año¡. Un abrazo.

enrique -

Hola Zenia. Que días tan maravillosos aquellos.
Aunque tardía mi respuesta, leí todo lo que pude sobre el festival de cine (aunque hubiera sido mejor verlo). Otro año más que me lo pierdo. Un abrazo muy cálido a pesar que la temperatura ya está llegando a 1 grado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres