Blogia
regalado.blogia.com

LAS VELAS DEL OPTIMISTA: PODER DE LA MENTE

LAS VELAS DEL OPTIMISTA: PODER DE LA MENTE

ES LA MENTE LA QUE HACE EL BIEN O EL MAL, LA QUE HACE MÌSERO O FELIZ, RICO O POBRE. (EDMUND SPENSER)

Las velas del optimista el pesimista las desconoce, a veces hasta las desacredita y sabotea. Trato siempre de tener izadas las velas, y he logrado que ellas se mantengan en alto a pesar de pasajeros temporales y las tensiones cotidianas por la sobrevivencia.

No soy psicóloga, aunque sí tengo amigos que se desenvuelven en esa rama y siempre me ha gustado leer sobre esos temas. Hay quienes desacreditan la psicología y afirman que los hijos de ellos son los màs malcriados y que en sus vidas hay tantos fracasos como en las de cualquier persona.

Creo que sì, que los psicòlogos pueden tener fracasos como cualquier otro mortal, lo significtivo no es tenerlos, sino còmo enfrentarlos.

Motivada por las cinco reglas para sentirse bien con uno mismo que leì en el blog http://otexto.net , y también porque las practico, decidí escribir unas breves lìneas, quizás respondiendo la pregunta de una colega: ¿cómo logras siempre ser tan optimista?.

Un libro que cayò en mis manos da respuestas cientìficas a la interrogante.“Poder sin lìmites. La nueva ciencia del desarrollo personal”, de Anthony Robbins,del grupoGrijalbo –mondadori .

Se afirma en ese libro que cuando uno considera que no puede hacer algo, envìa a su sistema nervioso mensajes que limitan o suprimen su capacidad precisamente para hacer ese algo.

Si los mensajes que usted envìa a su cerebro son constantes y coherentes y reflejan la convicciòn de que podrà hacerlo,esa serà una señal para que èl produzca el resultado deseado y aumente la posibilidad de lograrlo.

Como vemos, entonces los optimistas no hacen el tonto de la colina, aunque muchos lo crean. Detràs de ese optimismo que puede parecer romanticismo y utopía aparece un rasgo de carácter: PERSEVERANCIA.

A propòsito recordaba como el cardiólogo que atiende a mi madre le reiteraba en una consulta que debìa apartar sus pensamientos negativos.

Muy interesante resulta igualmente en ese libro el concepto Sintaxis mental de una persona, o modo en que los individuos organizan sus pensamientos.

Muchas veces hay individuos que no se comunican bien entre sí porque emplean códigos diferentes. Descifrar los signos empleados por cada cual  lleva a que podamos pasar a la segunda puerta de la comunicación.

A veces etiquetamos desde fuera a alguine sin intentar acercarnos a su forma de ver el mundo.

Hay estados que potencian y liberan fuentes de poder personal: la confianza, el amor, la seguridad interior, la alegrìa.

Existen otros estados que frustran: el miedo, la incertidumbre, la confusiòn, la angustia.

Todos los seres humanos hemos tenido esos estados y ellos nos llevan a decir o hacer cosas que no queremos. Es bueno recordar esas sensaciones y actos que cometemos para que cuando alguien las tenga con uno, entonces reaccionemos con condolencia, y entendimiento, en lugar de con rabia. Asì evitaremos situaciones poco agradables. Es como aquella frase: a veces perdiendo se gana.

Ello nos ayudará a que el odio y el rencor no sean una planta que nos anide dentro.¿Què podemos hacer entonces?. Ser dueños de nuestro estado para poder manejarlo.

Recomienda el libro citado recordar aquellas sensaciones que nos causan satisfacciòn y que nos hacen sentir llenos de valor y potencialidades positivas, ello ayudrà a que cuando estemos en un momento contrario podamos influir en nuestros cambios fisiológicos.

Si uno enfoca todas las cosas malas de la vida y todos los comportamientos negativos, se encierra en un estado que solo repetirà esos mismos resortes como en un cìrculo cerrado. Siempre podemos elegir el modo de representarnos las cosas, esa es la clave de los optimistas.

Las señales triunfales ayudan al sistema nervioso.¿Por qué consumen drogas las personas en el mundo ? Porque les gustó y no hallaron antes otras formas de encontrar ese estado que se encuentra en nosotros mismos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zenia -

Enrique. Gracias amigo mìo, veo que ya leìste el anuncio de los nuevos embajadores en la portada de Blogalaxia.
Trataremos desde nuestra modesta bitácora que se conozca más sobre la gente que vive y trabaja en la isla.
Sobre lo que comentas del estrès, y tal como leo con frecuencia,todo parece que es una enfermedad mundial.
Lo mejor es aprender a manejar nuestro cerebro.
Un fuerte abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

enrique -

Volví porque no te dejé las congratulaciones del caso señora Embajadora de Blogalaxia para Cuba. Felicitaciones! y adelante con la movida bloguera en la Isla.

enrique -

Vivir y trabajar en una sociedad como la japonesa, donde uno siempre está a punto de explotar por el streés y la presión laboral, una buena dosis de optimismo es la cura para llevar la fiesta en paz. Saludos Zenia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres