Blogia
regalado.blogia.com

´TELENOVELA CUBANA

´TELENOVELA CUBANA

Concluyó la telenovela cubana Oh La Habana y estuvo muy interesante el amplio debate que vimos los cubanos este lunes en su espacio habitual, y que no ha concluido, pues se anunció un segundo programa similar para intercambiar puntos de vista acerca de los principales problemas reflejados en el dramatizado.

Se incluyeron entrevistas a televidentes, actores y actrices que participaron en ella y que representaron un abanico de matices de nuestra cotidianidad: la infidelidad de la pareja; la corrupción de un ingeniero con cargos de dirección en una empresa constructora –él era el enlace con los ladrones que extraían contenedores completos con materiales.

Igualmente se abordaron la relación entre padres y adolescentes; el acoso sexual de un jefe a su subordinada; el machismo de un marido que no reconoce el éxito profesional de su esposa; la violencia doméstica; la búsqueda de dinero fácil a través del delito....

Los televidentes entrevistados afirmaron que agradecían estos dramatizados que se sumergen en el mundo diario y que ayudan a reflexionar acerca de cómo se actùa ante cada uno de estos fenómenos sociales.

Ya no en la piel de sus personajes, sino dentro de su propia piel, los actores expresaron en cámara sus opiniones acerca de sus personajes, uno de ellos, Mario Limonta, defendió la infidelidad de su personaje a su esposa alegando que, aunque estaba con otras, seguìa amando a la suya.

Es cierto que la entrevistadora, otra actriz, le insistió al respecto, pero al final, la tesis expuesta por él quedó sin otra riposta.

Esperemos a ver que ocurre en el próximo programa.

Por lo pronto el ritmo de la vida continúa en La Habana, con sus "ómnibus camellos" sustituidos por nuevos ómnibus chinos, aunque algunos afirman que debieron dejar el transporte antiguo también, toda una pincelada folclórica en la capital caribeña, con edificaciones descascaradas por el salitre y el tiempo, otras más lujosas ya remozadas, con su aire romántico a orillas del mar, llena de historias de amor, sueños y esperanzas.

Con sus peñas de poesía que se multiplican al ritmo del mar.

Un colega pinareño que trabaja en La Habana vino ayer para Pinar del Rìo a pasarse varios dias con su familia y a comer puerco asado, y a compartir el día 28 en una fiesta con colegas del gremio.

De la Habana le gusta su vida cultural, sus cafés literarios, sus cines repletos de gentes, sus teatros, siempre con puestas interesantes; pero extraña la sencillez de los pinareños, aunque la vida cultural de una ciudad de provincias, tenga sus opciones mas limitadas.

"Aquí la gente te saluda con más cariño", nos comentó.

Blog que refleja la restauración de la Habana Vieja, con fotos:

http://renomassola.blogspot.com/  

UN BRINDIS POR LA HABANA, TAMBIÉN POR CUBA

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres