Blogia
regalado.blogia.com

DE VANIDAD Y OTROS DEMONIOS

DE VANIDAD Y OTROS DEMONIOS

En algunos espacios hemos escuchado acerca de cierta incidencia, que se da entre juventud y vanidad. ¿Qué han dicho de la vanidad grandes hombres del pensamiento?

El sitio proverbia.net nos permite compartirlo:

 

Actuar es fácil, pensar es difícil; actuar según se piensa es aún más difícil. (Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán).

 

La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados. (Ernesto Sábato (1911-?) Escritor argentino)

 

Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir.( Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés).

 

Se dice que las mujeres son vanidosas por naturaleza; es cierto, pero les queda bien y por eso mismo nos agradan más. (Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán).

 

La más segura cura para la vanidad es la soledad. (Thomas C. Wolfe (1900-1938) Novelista estadounidense).

 

Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de ellos sino para que se reconozca lo que sabía su autor. (Johann Wolfgang Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán).

 

Ningún vanidoso siente celos. (Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español).

 

La vanidad hace siempre traición a nuestra prudencia y aún a nuestro interés. (Jacinto Benavente (1866-1954) Dramaturgo español).

 

En muchos casos hacemos por vanidad o por miedo, lo que haríamos por deber. (Concepción Arenal (1820-1893) Escritora y socióloga española).

 

La vanidad es el amor propio al descubierto. (Bernard Le Bouvier de Fontenelle (1657-1757) Escritor francés).

 

El poeta Karel Leyva, (Santiago de Cuba 1975),  en una controversia escrita, deja al descubierto senderos de pensamiento relacionados con el necesario desprecio que debemos sentir por la tiara, para salvarnos a nosotros mismos:

El hombre en su vanidad
se ovilla frente a los astros
y exige los alabastros
que natura en su bondad
borda en el vientre mitad
tierra mitad agua para
sostener esta algazara
que es magia y deslumbramiento
le falta el entendimiento
el desprecio por la tiara

que la tentación ofrece
para alejarnos del todo
perdiendo así de ese modo
tan vulgar la luz que mece
nuestra razón y parece
que no hay salida posible
a ese marasmo punible
al que llamamos civismo
y con tamaño cinismo
creemos indestructible

La controversia completa con otro poeta aparece en:

http://peglez.blogspot.com/2008/05/controversia-sobre-los-orgenes-kar-el.html 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres