Blogia
regalado.blogia.com

 OTRO ARTISTA DEL PINCEL

Este trabajo lo escribió un colega amigo mío a quien un cáncer se llevó cuando más disfrutaba la vida. A veces el arte y la remembranza se unen para despertarnos sentimientos encontrados:

EL Negro desata los vientos

 

Por Ramón Crespo Porbén

 

Cuando El Negro desata los vientos... el
cielo, el mar y la tierra revuélcanse
en vaharadas de salitre, irrumpen tormentosos
torbellinos de magenta grisazul,
ocres seplas y efervescentes remembranzas
en las que sorprende el sanguinolento rojo
de lidias y presagios ancestrales
.

 

Humberto Hernández Martínez tiene más de un ancla en el occidente de la Isla, precisamente en este entrañable Pinar del Río, de donde no me puedo separar porque me agitaría y mis cielos serían entonces más turbios y sombríos, y lo dice porque ha desdeñado visados muchos más extensos en el norte llegando a Canadá, o en las brisas del sur cercanas a los hielos.

 

Este hombre que ha decidido llevar la barba de un Baltasar vueltabajero, arranca a su paso, a pie o en bicicleta, un abrazo, una ocurrencia callejera en represalia a su perenne jodedera, una palmada cordial, una invitación a echarse un trago, aunque sea de café, o un ¡¡Negroooooooo!! por todo saludo.

 

Cuando El Negro desata los vientos... las espumosas nubes, hijas de la pasión irrefrenable de maremotos tropicales, armonizan insospechados huracanes que arrastran llamaradas de flanboyán por un fango policromo y hasta apetitoso.

 

Como paisajista, esta forma de expresión plástica que ha escogido porque sí, aunque Mario García Portela, su primer profesor de dibujo diga que en la figura humana era excepcional, transitó por una primera etapa de copia fiel de la realidad, hasta que verifiqué que una cámara fotográfica es mucho más eficaz; después fui excluyendo lo natural y lo de todos los días para concentrarme en determinados códigos e interpretar ese mundo que me rodea y que cambia según me siento y según el mismo cambia.

 

El más lejano recuerdo en relación con el arte, porque ninguno de los negros anteriores a mí fue artista ni tuvo que ver con la pintura, está cuando ayudaba a la maestra de primaria a hacer los mapas y otros trabajos escolares.

 

Cuando El Negro desata los vientos... los riscos eyaculan fálicas palmeras, rechinan los carcomidos maderos y, el guano de muchas lluvias y soles, se diluye en la humedad de un polvo iridiscente.

 

Memorable sigue siendo aquel campamento de verano de educación artística, que se dio estando en séptimo grado y de ahí, a la Escuela Provincial de Artes Plásticas, creo que por el 72 ó 73, pero el béisbol era mi verdadero delirio y ante la proximidad de un campamento inventé una enfermedad y me perdí de la escuela. Tuve la desgracia de ganar y de que el periódico provincial publicara la victoria. Si no es por la “toalla” que la profesora Mari Cuqui me tira entonces, quién sabe si hoy fuera, también para mi satisfacción, otro pescador de mi natal Puerto Esperanza.

 

Después vino la Escuela Nacional de Artes Plásticas donde aprendí, compartí, viví, canté y pinté con gente que hoy son importantes en la cultura cubana y pude pasar al Instituto Superior de Arte; pero las necesidades económicas de la familia eran más apremiantes que la posibilidad de seguir superándose y como profesor de grabado y de dibujo se incorporó a la Escuela Provincial de Arte de Pinar del Río. Más tarde se graduó en el Instituto Superior Pedagógico en la especialidad de Artes Plásticas.

 

Cuando El Negro desata los vientos... una negrísima raigambre penetra sin pudor la tierra virgen, y tiene redes invisibles mucho más allá del lienzo que la nutre.

 

Como grabador me di cuenta que no me encontraba y, además, no existían las condiciones materiales en la provincia. Entonces se inclinó por el paisaje y comenzó a desdeñar la figura humana para evitar la competencia con el entorno.

 

Fue el momento de tomar de los impresionistas y abstraccionistas y pasar a la búsqueda de una línea personal, de la que no me siento totalmente satisfecho, pero que me estimula cuando alguien dice: eso es del Negro aunque no haya visto la firma.

 

Cuando El Negro desata los vientos... la pincelada se desboca alucinada y los elementos, en atinado desenfreno, se resisten a las bridas de la contención y el reposo.

 

¿Realizado? Sí, durante mis años de profesor de la Escuela Provincial de Arte, adonde pienso volver cuando las musas y estas ganas irreprimibles de pintar me abandonen, dice, sin estar convencido de que algún día sobrevenga ese divorcio.

 

Método no tengo, confiesa, realmente no sé por dónde comienzo. Da igual por arriba, por abajo, por el medio o por una esquina de la tela. Preparo bastante color y “arranco” sin boceto y las “cosas” van saliendo y no sé por qué. Voy componiendo poco a poco; si me gustan esas “cosas” se quedan y si no me gustan, al día siguiente tapo lo que me disgusta por muy empastado que esté y hasta que no quede conforme continúo pintando.

 

En este Humberto=Hombre hay mucho de aquel Humberto=Niño que se extasiaba con las caracolas, las ondulantes algas, las caprichosas raíces del mangle y el aplauso vegetal de realísimas palmeras al viento. De entonces son también esos recurrentes bohíos derruidos, que hacen tremolar sus crujientes guanos en hoteles, aeropuertos, hospitales, órganos de difusión masiva del país y en decenas de colecciones particulares en todos los continentes.

 

Cuando El Negro desata los vientos,
sus vientos...va dejando una huella, una
personalísima y trascendente huella
en la plástica cubana de hoy.

Nota: Humberto ha expuesto en varias galerías de Europa y también de Estados Unidos. Es uno de los artistas pinareños que más divisas aportan para la compra de sueros citostáticos destinados a nuestros niños enfermos con cáncer. 

 

  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Zenia -

Gatito Viejo: Tu página dedicada a la literatura española es muy atractiva. ¡Tienen tanto que dar al mundo en las letras¡. Machado, Valle Inclán, Calderón de la Barca, Unamuno, Miguel Hernández...Una maravilla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gatito viejo -

Interesante este trabajo de tu amigo. Me ha gustado mucho conocerlo. Gracias por la visita a mi blog. Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres