Blogia
regalado.blogia.com

Detrás del aborto clandestino  En : http://www.agenciaperu.com

El Cardenal de Lima, Juan Luis Cipriani pidió durante una de sus homilías en la Catedral de Lima que "toda la fuerza de la ley de Dios" caiga sobre las conciencias de quienes apoyen de alguna manera la legalización de cualquier forma de aborto. Sin embargo, un estudio publicado recientemente indica que alrededor de 350 mil mujeres toman la decisión de abortar, sin importarles la ley ni sus propias vidas. Escribe María Isabel Torres / agenciaperu.com

El aborto clandestino es un problema patente y una trágica realidad en nuestro país. Aunque las leyes peruanas lo castigan con pena de cárcel, esto no evita que vaya en aumento.

DESDE LA CLANDESTINIDAD

Cada año, cerca de trescientos cincuenta mil mujeres deciden abortar, para ello buscan los medios y las personas que les permitan terminar cuanto antes con un embarazo que las tomó por sorpresa.

La solución clandestina se anuncia audaz e impunemente en la prensa chicha. Entre la propaganda que ofrece "ardientes muñequitas" o "amarres eternos", aparecen anuncios que prometen "restablecer el atraso menstrual" en apenas cinco minutos. Sin dolor, sin complicaciones, y hasta de cinco meses.

Agenciaperu.com llamó a varios de los teléfonos anunciados en estos avisos. Allí se nos aseguró que someterse a una de estas intervenciones quirúrgicas no era peligroso sino "natural". La operación podía costar desde cuarenta a más de doscientos soles, dependiendo de qué tan avanzado esté el embarazo.

Los métodos empleados en estos lugres son de lo más variados. Una de las fuentes consultadas aseguró que trabajaba "con unos óvulos vaginales que dilatan el cuello uterino. Son cápsulas que te hacen expulsar o grageas que evitan que un pedazo quede pegado a tu útero".

El cercado de Lima se ha convertido en el centro de "operaciones" del aborto clandestino. En una sola mañana, agenciaperu.com visitó veintiséis consultorios ilegales. Uno de esos consultorios, queda exactamente a una cuadra del Congreso de la República.

"NO ES UNA DECISIÓN FÁCIL"

Hace dos años, Ana decidió abortar. Tenía 36 años y un hijo de 12. Ni ella ni su esposo tenían trabajo estable. Aunque Ana temía hacerse un aborto clandestino, le parecía imposible poder criar otro niño.

"Yo he sido criado en un colegio de mojas y siempre mis padres me inculcaron ciertas normas. Fuimos muy católicos y fue duro tomar esta decisión, pero era algo que tenia que hacer, que no estaba en mi", cuenta Ana, mirando hacia la ventana y pidiendo que no revelemos su identidad.

Ana teme que su esposo se enteré que abortó, pues ella nuca le ha dicho que tomo esa decisión. "No se lo he comunicado por miedo, porque sabia que el no me iba a dejar", confiesa.

Ahora, a pesar de lo que sufrió, Ana no se arrepiente de su decisión. No está segura si lo volvería hacer, pero en ese momento sintió que no tenía otra salida

"Uno siempre piensa que algún día te va a suceder un castigo, que se yo", asegura. "Lo peor", añade Ana, "es sentir que uno ha hecho algo que la sociedad prohíbe y condena".

Pero Ana no es la única. El drama que tuvo que vivir Carmen no es menos atroz. Ella solo tiene 18 años y cuando salió embarazada tenía 17. La idea de interrumpir el embarazo nunca pasó por su mente, pero lo que nunca imaginó es que con apenas dos meses y medio de gestación los médicos le diagnosticarían que su bebe sufría de anencefalia, es decir, que no tenía cerebro.

"Me entere que mi bebe tenia una malformación que no era compatible con la vida, o sea de todas maneras iba a morir en la barriga o apenas saliera, o sea no iba a vivir. Pensé en lo doloroso que iba a ser y decidí interrumpir el embarazo, pero yo lo quería hacerlo en los hospitales, no clandestinamente, porque tenía mucho miedo, porque pensaba que me iba a morir, o que me iban a matar", relata Carmen.

Las leyes peruanas sólo permiten el aborto terapéutico en caso de que la vida de la madre este en peligro o para evitar algún daño grave o permanente en su salud. En su caso, el departamento legal del hospital Arzobispo Loayza no consideró que el embarazo de Carmen fuera perjudicial para su vida.

"Era horrible para mi, tener un bebito en la barriga y saber que iba a morir apenas naciera", señala.

La hija de Ana nació con vida, pero su cuerpo sólo pudo resistir tres días.

"Fue doloroso para mi porque vi cómo mi bebe iba agonizando. Ella nació con vida, pero le faltaba efectivamente el cerebro y era imposible que crezca, que siga viviendo, a los tres días ella dejo de respirar", agrega entre sollozos.

ENREDOS POLÍTICOS

Hace apenas unas semanas, el Congreso de la República debatió en el pleno el tema del aborto. A pesar de las cifras, 58 congresistas estuvieron a favor de que se penalice el aborto, sin excepciones. Finalmente 79 votos aprobaron que se prohíba el aborto en el país a menos de que peligre la vida de la madre.

De acuerdo a Susana Chávez, encargada del área de planificación familiar en Flora Tristán, ninguna política que se restrictiva en el tema del aborto, en ningún país ha sido un disuasivo para que las mujeres no aborten.

"Lo único que han hecho este tipo de medidas es que las mujeres aborten en las peores condiciones" afirma Chávez.

Recientemente Flora Tristán y Pathfinder International llevaron a cabo un estudio para estimar el número de abortos clandestinos en el país.

La investigación determinó que se producen cerca de trescientos cincuenta mil abortos clandestinos cada año en el país, una cifra que ha escandalizado a los activistas en contra del aborto y al propio primer ministro Luis Solari, quien ha afirmado que la cifra es falsa.

De acuerdo al congresista Rafael Rey, es imposible contabilizar los abortos clandestinos y cualquier estimado o proyección es aventurado.

"Antes eran 250 mil abortos, ahora se les ha ocurrido decir que son 350 mil. Como hay 350 mil abortos clandestinos, entonces mejor legalicemos el aborto para que no corra el riesgo la madre. ¿Y los niños que siempre mueren?", se pregunta el congresista

Sin embargo, para la antropóloga y demógrafo, Delicia Ferrando, responsable del estudio que arroja la polémica cifra, la cantidad podría ser incluso mayor, pues lo que provoca los abortos es la falta de adecuados sistemas de planificación y prevención.

"Desafortunadamente el debate sobre el aborto oscila entre los polos, afirma Ferrando.

"Aquellos que exageran su magnitud y aquellos que minimizan su problema. Yo creo que el justo medio es el que debe primar y eso es lo que pretende este estudio. Dar lineamientos de política que permitan mejorar la salud reproductiva de las mujeres", añade.

Las cifras del estudio de Ferrando, muestran que el aborto es una trágica realidad en el país. Sin embargo, Blanca Neira, neurocirujana y coordinadora en el Perú de la organización Internacional por la Vida, sostiene lo contrario.

"Una chica que se la busco, porque quiso divertirse y el chico la embarazo, el chico se deshace del problema y la pobre mujer sale del enredo como puede y si no esta criada en valores muy fácilmente se va a inclinar por el aborto" afirma.

Sin embargo, de acuerdo a Delicia Ferrando, existe un prejuicio en la sociedad que atribuye que el aborto ocurre en mujeres solteras y promiscuas, pero según los datos de su estudio, el 84% de mujeres que tuvieron la experiencia de un aborto tienen pareja estable viviendo con ellas, es decir, son casadas o convivientes.

A pesar de que hoy existe un mayor acceso a métodos anticonceptivos, las estadísticas oficiales señalan que 56% de las mujeres fértiles no utilizan ningún tipo de protección.

Eso explica por qué, en los últimos cinco años, cerca de un tercio de los nacimientos ocurridos fueron no deseados, es decir, aproximadamente un millón de niños nacieron sin su pan bajo el brazo.

Más allá de las cifras, lo importante es encontrar una solución que adecue la ley a la realidad. En las próximas semanas, el debate sobre el aborto volverá al pleno del Congreso.

El congresista Rafael Rey planteará que la Constitución no permita el aborto ni siquiera cuando la mujer este en riesgo de perder la vida. Mientras que las organizaciones feministas propondrán que se reconozco al aborto como un problema real y que se dejen abiertas, por lo menos, algunas puertas abiertas para las mujeres, que por razones extremas tengan que hacerlo.

OPINIONES

"La despenalización del aborto no va a cambiar la mentalidad de las mujeres , lo que yo creo que la despenalización va a conseguir es que la mujer tenga acceso a servicios seguros y sin riesgo ni para salud física ni para su salud mental" Delicia Ferrando.

"Si la constitución dice no al aborto, porque todavía lo dice, de donde sale 350 mil, entonces me rió de la autoridad, que país es donde se perimten 350 mil abortos. Entonces como ocurren, ahora lo legalizo" Blanca Neira.

"Creo que podríamos hacer algo de justicia si se considera el aborto con algunos atenuantes, por ejemplo en el caso de violación. Quienes estamos por el aborto también estamos en defensa de la vida, pero estamos en defensa de la vida de aquellas mujeres que existen, que están aquí, que son las que mueren" Susana Chávez.

El ejemplo de un esposo que prefiere matar a una criatura aunque sea por salvar a la madre no es un ejemplo, es comprensible, peor no pretenden que desde el punto de vista moral sea correcto." Rafael rey

"Eso lo deben ver con mucha seriedad, porque no es una cosa que queramos para que se de así, sino que es una paliativo en caso de que ya no se pueda. No es algo que se de libremente, que sea una cosa que lo hagamos libremente, ah ya salí embarazada ahora que rico ahora me aborto, no es así, es algo que nos va a doler y que duele a las mujeres que esta en cinta mas que a cualquiera en el mundo, pero es una decisión que solo ella debe tomar" Delia Zamudio vicepresidenta de la casa nacional de refugio para mujeres.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

zenia -

Buen debate.
Yumbo. Como dices, median el dinero y la pobrerza como entes discriminatorios.
Ray: Coincido. Debe ser una decisiòn personal, y no de una instituciòn religiosa.
Hannah. ¡Tan lùcida como siempre¡, incluso màs allà de tus experiencias personales. No todos podemso hacer eso, siempre piensas en la humanidad. Me conmueve.
Un castellano. ¡Bienvenido¡. Es como dices, nadie se lo hace por placer.
Giancarlo. Tus criterios enriquecen el debate.
En 75 paìses del mundo que abarcan el 65 por ciento de la poblaciòn mundial, es legal el aborto sin ningùn tipo de restricciòn. Ademàs de Cuba, muchos otros paìses lo tienen legislado asì y desarrollan a la vez polìticas de educaciòn sexual para el uso de medios anticonceptivos, como el condòn, que ademàs de evitar embarazos, protege contra enfermedades.
Es interesantìsimo lo que ha ocurrido aquì. Se mueven las ideas, y siempre con mucho respeto.
Gracias a todos, y todas por opinar.

Giancarlo -

PARTE 2
Finalmente, estoy de acuerdo con abortos por motivos médicos: i.e., si la vida de la madre está en peligro, o si el niño no tiene ninguna posibilidad de sobrevivir al parto (como el caso mencionado del feto con anencefalia), pero los casos deberían estar debidamente clarificados.

Si el aborto es liberado a la simple voluntad de los padres (no sólo de la mujer), corremos el riesgo de que ocurra lo que en Gattaca, una sociedad en que sólo los niños "perfectos" sean permitidos nacer, o lo que en Japón, una sociedad "anciana" con más viejos que niños, con una tendencia al envejecimiento que no tiene visos de de reducirse.

Sin embargo creo que es sano poner el tema sobre la mesa y poder discutirlo. Opinar libremente a favor de una u otra posición (sin ser atacados por las mismas) nos permitirá, eventualmente, llegar a una posición de consenso.

¡Saludos a todos desde Japón!

Giancarlo -

PARTE 1
Mmmmm... Respeto vuestras opiniones, pero sigo pensando que estamos viendo el problema desde un punto de vista equivocado.

Enfoquémonos primero en lo primero: información sexual. La Iglesia Católica se opone al sexo recreativo, y por ello está en contra de los métodos anticonceptivos (y esto se ve reflejado en que en la sociedad peruana hay poca información sobre ellos fuera de las grandes ciudades). Si enfocásemos recursos a informar y proveer de métodos anticonceptivos a mujeres Y hombres, reduciríamos notablemente el problema de los abortos clandestinos. Después de todo, un aborto no deja de ser una intervención médica medianamente compleja (por eso las muertes), en tanto los métodos anticonceptivos son muchísimo más seguros (no conozco estadísticas de muertes por uso de anticonceptivos, pero imagino que los números son mínimos).

Segundo, entiendo el enojo femenino contra el género masculino, después de todo muchos de mis congéneres no son lo suficientemente \"hombrecitos\" y huyen al enterarse que su pareja eventual está embarazada, pero para mí ese es un tema de pérdida (o falta) de valores en una sociedad extremadamente indivualista como la de hoy en día. Los valores se inculcan desde pequeños y, si en las familias modernas no se enseña la importancia de asumir responsablidades, pues nos enfrentamos a estos problemas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

uncastellano -

Abortar no es nada agradable, nadie lo hace por gusto. Una mujer por lo menos debería tener el derecho a abortar.
Saludos

Hannah -

Adhiero lo que dice Delicia Ferrando y añado: deberían incrementarse los planes educativos anticonceptivos para evitar tener que llegar al aborto, pero en algunos casos, cómo en patologías y anomalías, debería respetarse el deseo de la madre. Hoy, la tecnología médica está suficientemente adelantada cómo para que pueda saberse en las primeras semanas la viabilidad del embrión -sí, antes de que sea feto- y desde luego no me valen ni las hipócritas opiniones de ninguna Iglesia ni de ningún Estado. Es un asunto en el que cada mujer debería ser libre para, después de ser bien informada, tomar la decisión que crea oportuna para ella, y hacerlo con todas las garantías de salud global y de aceptación, respeto y de tolerancia social.

Un abrazo

Hannah

RAYDIGON -

¿Porque la iglesia se tiene que meter en estos temas tan peronales?...

Besos Zenia.

Yumbo -

Hay un montòn de clìnicas privadas en Amèrica Latina que cobran un ojo de la cara por hacer un aborto ilegal, a escondidas. Para las mujeres pobres eso es imposible, entonces se lanzan a la muerte.
Las leyes las hacen casi siempre los hombres, jamàs las mujeres pobres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres