Blogia
regalado.blogia.com

NI EL MEDICO CHINO TE SALVA

NI EL MEDICO CHINO TE SALVA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zenia -

Uno que vio. Cierto. Este sabio dejó un insoslayable aporte a las generaciones que le siguieron.
El tema de la medicina verde recibe en la isla un amplio tratamiento.
Existe toda una cultura tradicional y ancestral de empleo de flas plantas como medio curativo. El ejército libertador lo empleó en las guerras de independencia: el almácigo para los resfriados;
el apasote para los parásitos, el cundeamor contra los oxiuros; el tilo, como calmante; la yerba buena para los dolores de estómago; la bija como cicatrizante; el incienso contra la giardia...
Antes de 1959 en los campos de Cuba los campesinos curaban a sus hijos con esas y otras muchas yerbas.
Incluso, había un empleo por cuenta propia: el yerbero... que anunciaba sus plantas con pregones de todo tipo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Uno que vio -

La cura está en las plantas. He leído que Juan Tomás Roig fue un sabio de altos kilates.

Zenia -

Medicina Tradicional en Cuba

En Cuba hay antecedentes verbales de la práctica de la medicina tradicional china en la ciudad de Cárdenas en la provincia de Matanzas, donde trabajó el doctor Cham Bom Bian, cuyos éxitos fueron notables en el decenio antes de finalizar el siglo xix, sobre todo en lo que se refiere a la prescripción de plantas medicinales.
De su proceder surgió precisamente la famosa frase: " a este no lo salva ni el médico chino", con la cual ponderaba la alta calificación del médico asiático.
En cuanto a la acupuntura, en 1915 apareció en un periódico una cita de un coronel del Ejército Libertador, en la que se comentaba haber observado durante la Guerra de Liberación, cómo algunos combatientes chinos mejoraban sus dolencias con palitos que pinchaban sobre determinadas zonas de la piel.
En las décadas de 1940 y 1950 los profesores de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, doctores Domingo Ramos Delgado y Juan B. Kourí Esmeja, fundaron una Escuela Libre de Medicina en la que se impartían conferencias sobre Medicina Tradicional.
El doctor Juan Tomás Roig Mesa (Doctor en Farmacia y en Ciencias Naturales) realizó una investigación de gran importancia sobre las propiedades curativas de las plantas cubanas, y publicó el resultado de sus investigaciones en su extraordinaria obra en dos tomos Las plantas medicinales cubanas.
Dos viejos profesores de Botánica de la Universidad de La Habana, los doctores Felipe García Cañizares y Manuel Mencía García, ambos médicos, impartieron conferencias y cursos libres sobre plantas medicinales cubanas en 1930 y 1950.
En 1970, el profesor Francisco Pérez Carballás estableció la primera consulta de Acupuntura en el Policlínico Asclepio de La Habana, que rápidamente demostró la favorable respuesta de los pacientes, por la ausencia de complicaciones y la economía de recursos de este método.
Los resultados obtenidos estimularon su difusión y desde 1974 hasta 1984 se brindaron más de 30 cursos introductorios de acupuntura en todo el país, con la participación de médicos procedentes de provincias y municipios, con lo que el conocimiento de esta técnica de expandió rápido.
A partir de los años 80, el Sistema Nacional de Salud de Cuba desarrolló una política tendiente a ampliar los conocimientos y la utilización de la medicina tradicional
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres